La presentación de los resultados de la primera fase del plan se desarrolló en el Hotel Santa Catalina. / C7

Limpieza, idiomas o posicionamiento, puntos débiles del destino capitalino

La 1ª fase del tercer Plan de Marketing Turístico de la urbe revela fortalezas como el buen clima, la diversidad, el patrimonio y la oferta cultural

Rebeca Díaz
REBECA DÍAZ Las Palmas de Gran Canaria

El concejal de Turismo, Pedro Quevedo, presentó en la mañana de este martes los resultados de la primera fase de estudio del 3º Plan de Marketing Turístico de la capital junto Maria Angels Serra,consultora del mismo, que intervino vía telemática desde Barcelona.

«Como destino de invierno no tenemos competidor», aseguró Serra al abordar las conclusiones de los estudios y mesas de trabajo sectoriales que el Ayuntamiento desarrolló a lo largo de 2021 y que consistieron en 22 talleres de opinión interna con la participación de 150 profesionales, 9 estudios de opinión externa con más de 3.800 participantes y una encuesta a la ciudadanía.

La consultora del plan de marketing de la ciudad desde 2008 desgranó en su exposición los datos que arrojan esta primera fase de análisis y diagnóstico sobre la demanda turística, la oferta hotelera y extrahotelera, la propuesta gastronómica, la valoración y las fortalezas y debilidades.

Así, destacó en cuanto a la demanda turística «el comportamiento diferente que ha tenido la ciudad» en estos dos años de pandemia respecto a otras urbes españolas pues, si bien las cifras siguen por debajo de 2019, en pernoctaciones «nos hemos ido recuperando», especialmente «desde julio de 2021».

En cuanto a la oferta turística de la capital, explicó el impacto que tiene en ella las infraestructuras y los servicios además de los atractivos y la planta alojativa, que en los últimos años «ha crecido de forma interesante, sobre todo en calidad». Y abogó por trabajar para incrementar«la oferta MICE», turismo de reuniones, incentivos, congresos y exposiciones.

Ademas, hizo alusión «a la oferta gastronómica» de la capital porque «ha sido una de las sorpresa en los estudios de opinión» realizados, donde «se destaca de manera clarísima» y «es otra de las apuestas que vamos a trabajar en este plan».

Respecto al valor de la oferta capitalina, Serra destacó los estudios de reputación 'on line' de la ciudad y dijo que el último, que data del año 2020, establece «una valoración de 8,63» frente «al 8,32 de 2018».

En referencia al ranking de atractivos turísticos y atractivos de la ciudad que revelan esta primera fase, señalar que ambos listados están liderados por espacios naturales como Las Canteras, la Caldera de Bandama, el Jardín Botánico o el buen clima que mantiene todo el año. Pero también se destacan los barrios de Vegueta y Triana, el acuario Poema del Mar, la ciudad de Colón, el carnaval o la gastronomía.

Sobre el estudio de opinión, la consultora dijo que el de ámbito interno supuso el desarrollo de 22 talleres y se contaron con mas de 150 profesionales del sector, mientras que la encuesta a la ciudadanía se recabaron más de 200 opiniones válidas. Serra añadió que de esos sondeos de opinión sale el listado de fortalezas y debilidades del destino.

Fortalezas

Así, en cuanto a las fortalezas de la oferta de la ciudad de cara al visitante, se destaca su «diversidad, el carácter cosmopolita, también el carácter de los residentes», además de aspectos que van desde la posibilidad «de practicar actividades al aire libre todo el año» a la «gastronomía, el patrimonio, la oferta cultural, una ciudad para filmaciones, estudiar, para grandes eventos, etc.».

En cuanto a mercados de interés, se recala «el peninsular, el del Sur, el senior europeo -un nicho de mercado muy interesante-, la cercanía con los mercados africanos» y «el atractivo para trabajadores remotos».

Debilidades

Serra expuso las debilidades detectadas en el estudio, que «hay que corregir», incidiendo «en lo que tiene que ver con la coordinación y la colaboración» y en la «necesidad de tener cada vez un destino más sostenible y la búsqueda de nuevas centralidades».

Asimismo, remarcó que « el turista es un ciudadano temporal» al que le afectan aspectos de la capital, de ahí que abogara por « una ciudad más limpia, más cuidada, sobre todo en algunos puntos y zonas concretas» por parte «de lo público y de lo privado».

Otro aspecto a «corregir», dijo, «es la mejora de la profesionalidad y los idiomas» y la « digitalización» del sector.

También señaló la « escasa visibilidad del turismo náutico» y de actividades «que todavía no están en los circuitos europeos».

Por ultimo, en cuanto al posicionamiento del que definió como «el principal destino urbano de Canarias», dijo que no es fácil «despegarse» del peso que tienen el de la isla y el archipiélago.