Borrar
Imagen del proyecto del nuevo potrero, previsto en Jinámar. C7
La licitación del nuevo potrero de Jinámar, en la segunda mitad de este año

La licitación del nuevo potrero de Jinámar, en la segunda mitad de este año

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria tendrá que renovar el contrato del depósito en El Rincón

Javier Darriba

Las Palmas de Gran Canaria

Viernes, 26 de abril 2024, 20:19

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria tendrá que renovar el contrato de alquiler que permite a la Sociedad de Aparcamientos (Sagulpa) mantener el potrero que tiene en uso en la zona del Lloret. Aunque la intención del grupo de gobierno era no continuar con el depósito de vehículos en El Rincón, la tardanza en el impulso del proyecto de construcción del potrero definitivo en El Mirador del VAlle, en Jinámar, obligará al Consistorio a prorrogar el contrato por el que paga 3.000 euros al mes.

El concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, José Eduardo Ramírez, reconoció este viernes que se va a negociar la renovación del contrato de arrendamiento ya que la licitación de la obra de construcción del nuevo potrero no se podrá publicar hasta el segundo semestre del presente año. Y, además, luego habrá que esperar a que se acaben las obras, que requieren de un año de trabajos.

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria decidió construir un potrero con capacidad para albergar 470 plazas, unas 41 más que las que componen la oferta actual si se cuentan los espacios del Rincón (300) y El Sebadal (129). Desde hace veinte años se incluyó en el planeamiento la propuesta de hacerlo en el Mirador del Valle, pero la tramitación del proyecto ha sido muy lenta.

En los últimos años, Sagulpa retomó con fuerza la idea de construir en JInámar el nuevo depósito, pero se pensó que parte del solar se podría utilizar para instalar las nuevas cocheras de Guaguas Munciipales, que necesita un espacio más amplio que el que le proporcionan las cocheras del Sebadal ante el tamaño de los nuevos vehículos, sobre todo los de la futura MetroGuagua, y los rquerimientos especiales que impone la tecnología eléctrica en los talleres.

Sin embargo, al final se desechó la idea de llevar allí las nuevas cocheras de Guaguas ya que las obras de desmonte que eran necesarias en el solar de destino encarecían mucho el proyecto.

Eso hizo que el Ayuntamiento de Las Palmas de Grna Canaria recuperara el proeycto original de ubicar allí el potrero, con un añadido, una segunda fase en la que se incluyen un aula de formación, una sala de exposiciones y un parque de educación vial.

Sagulpa tiene ya definido el proyecto: se trata de un espacio de 21.495,7 metros cuadrados proyectado sobre un solar de 36.970 metros cuadrados. Ahí, el aparcamiento principal tendrá capacidad para alojar 328 coches y 45 motos, en una superficie de 10.830 metros cuadrados. El coste es de 4,14 millones de euros.

En cuanto a la segunda fase, la superficie de actuación es de 5.427,72 metros cuadrados. Su ejecución habilitará 140 plazas de coches pendientes de resolución judicial, además del espacio polivalente y de educación vial. Costará 1,65 millones de euros, con lo que el importe final del proyecto será de 5,79 millones de euros.

El concejal de Movildiad indicó que el hecho de que no se lleve las cocheras a Jinámar permitirá utilizar cinco millones de euros para la estación de la MetroGuagua de Hoya de La Plata.

Estos cambios y la demora del proyecto en los últimos cuatro años fueron criticados por el concejal del PP Gustavo Sánchez. «Es lamentable, es un ejercicio de improvisación molesto. Hemos debatido tres veces este asunto y ha hecho perder el tiempo a mucha gente», expuso, «en política, no tener palabra o no cumplir los compromisos es complicado. Me siento engañado. Transmito mi máxima decepción».

Ramírez le respondió que no se había engañado a nadie, sino que la posibilidad de llevar las cocheras de Guaguas hizo que se cambiara el proyecto original, al que se vuelve ahora.

Por su parte, el concejal de Vox Rafael de Juan Miñón criticó que el proyecto del nuevo potrero es el «cuento de nunca acabar».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios