La hostelería urge al Ayuntamiento a ampliar las terrazas

La Asociación de Empresarios de Bares, Cafeterías, Restaurantes y Ocio de Las Palmas de Gran Canaria ha denunciado que el Ayuntamiento de la ciudad no ha resuelto ni una de las 150 peticiones que los negocios del sector le han presentado para ampliar las terrazas, de forma que les sea más fácil sobrellevar las limitaciones de aforo por la covid-19.

EFE / LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

En un comunicado, este gremio asegura que su solicitud al Consistorio para que facilite ese trámite es ya "un S.O.S. ante la situación de emergencia que atraviesan los diferentes profesionales del sector, que se están enfrentando a una segunda pandemia económica que les impide abrir sus establecimientos en condiciones, lo que generará la pérdida de empleos si no se actúa de inmediato".

Según sus cifras, solo han abierto sus puertas 123 de los 610 establecimientos que tienen licencia de terraza en la ciudad.

Los hosteleros dicen que se sienten "desiformados", porque no se les ha indicado "cómo proceder en cada caso para la ampliación de las terrazas", por lo que insisten en la necesidad de "un canal de comunicación efectivo".

El presidente de la asociación, Fermín Sánchez, reclama que en Las Palmas de Gran Canaria sea posible llegar a algún tipo de acuerdo con los conseguidos en otros municipios para "poder ampliar la superficie de las terrazas, siempre respetando las normas y el espacio para el peatón".

Los hosteleros aseguran que llevan tres semanas esperando a que los reciba en una reunión el concejal de Urbanismo, Javier Doreste (Podemos), del que no tienen noticias.

"En otros ayuntamientos, se han flexibilizado las normas y se ha apoyado y animado a los empresarios que son clave para generar y recuperar el dinamismo de antes de la pandemia", añaden.

La asociación asegura que en el Consistorio "son conscientes" de la situación y de que varios negocios se plantean cerrar "por las normas restrictivas del Ayuntamiento".

Por su parte, la gerente de la Asociación Vegueta de Ocio y Restauración (AVOR), Olga Palacios, califica de "extraña y sorprendente" la posición del Ayuntamiento respecto a las terrazas, un problema "que sigue sin solución".

"Hay dramas detrás de las personas que ejercen en este sector, miles de empleos directos e indirectos y familias", apunta Palacios, que no entiende "la falta de voluntad en resolver una cuestión importante para ayudar a la economía de las islas".

En la misma línea, la gerente de la Asociación de Empresarios de Santa Catalina, Angélica Rodríguez, alerta de que "hay empresas que han abierto y ahora se plantean cerrar", porque "tienen gastos del 100 % e ingresos de la mitad", más aún "después de 60 días de cierre".

"No solo tuvimos que ser los empresarios los que nos comunicásemos con el Ayuntamiento sino que después de 23 días ha demostrado falta de interés con la callada por respuesta", agrega.