Borrar
La infografía muestra los dos carriles centrales que se soterran bajo la rotonda. C7
El Gobierno licita el soterramiento de Belén María con un presupuesto de 36,5 millones
Las Palmas de Gran Canaria

El Gobierno licita el soterramiento de Belén María con un presupuesto de 36,5 millones

El paso subterráneo de la GC-1 en su conexión con El Sebadal requerirá unos trabajos que tienen un plazo de ejecución de 29 mesesLas

CANARIAS7

Las Palmas de Gran Canaria

Miércoles, 20 de septiembre 2023, 00:20

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La Consejería Obras Públicas, Vivienda y Movilidad del Gobierno de Canarias, que dirige Pablo Rodríguez, a través de la Dirección general de Infraestructura Viaria, ha publicado la orden por la que se aprueba el expediente de contratación de la obra de soterramiento de la Avenida Marítima y la mejora de los enlaces de Belén María y Torre Las Palmas, en Las Palmas de Gran Canaria, con un presupuesto base de 36.450.967,25 euros y un plazo de ejecución de 29 meses.

Esta actuación tiene por objetivo la mejora del tránsito de vehículos y la reducción de los problemas de congestión que se producen en varios puntos de la GC-1 a su paso por la zona del Puerto de Las Palmas, el polígono industrial de El Sebadal y el barrio capitalino de La Isleta, según la nota de prensa difundida por el Gobierno Canarias.

La solución que propone el proyecto consiste en dar continuidad a los sentidos Sebadal-Avenida Marítima y Avenida Marítima-Sebadal, mediante un soterramiento, con dos carriles, uno por sentido de circulación; mediana y arcenes exteriores.

La glorieta actual pasará a convertirse en un enlace con un paso inferior, permitiendo la incorporación de los vehículos que provienen tanto de La Isleta como del Puerto a los sentidos Sebadal-Avenida Marítima y Avenida Marítima-Sebadal mediante carril de trenzado. De esta forma, no se producirán interrupciones en el tránsito de vehículos, aportando fluidez a la vía.

Básicamente, la obra consiste en deprimir los accesos al Sebadal, de modo que se separe el tráfico que accede y sale de la urbanización industrial, de los que proceden del Puerto de La Luz y de Las Palmas, en especial los vehículos pesados, así como del barrio de La Isleta, que se mantienen en superficie alrededor de la glorieta.

Dos carriles deprimidos

Con la nueva configuración que plantea el proyecto, bajo la rotonda pasará un carril en sentido sur desde El Sebadal; y otro, en sentido contrario, que viene desde la GC-1. Esto es posible en virtud de la construcción de un túnel de unos 300 metros de largo que arrancaría, por un lado, del parque del castillo de La Luz, a la altura de la calle Gordillo; y, por el otro, de la confluencia entre las calles Doctor Juan Domínguez Pérez y Juan Rejón.

Los dos carriles de circulación que quedan soterrados serán los interiores de la calle Doctor Juan Domínguez Pérez. Los dos exteriores se quedarán para encauzar el tráfico que quiera seguir en superficie en los dos sentidos. Una vez que se llega a la rotonda, cuando se sale de la urbanización industrial, los conductores volverán a encontrarse con dos carriles de entrada a la glorieta, como en la actualidad.

Estos dos carriles confluirán con el que sale soterrado unos metros más adelante. Hay que tener en cuenta que los dos sentidos que son deprimidos -con un carril cada uno- ocuparán el espacio centro de la actual Avenida Marítima.

En el sentido norte, uno de los principales cambios que se producirá será el de la habilitación de un acceso específico y segregado para entrar al Puerto de La Luz y de Las Palmas. De esta forma, el que queda más a la derecha solo servirá para acceder a los muelles, con lo que no se podrá entrar en la rotonda de Belén María desde ahí.

Durante la ejecución de las obras, se mantendrán el mismo número de carriles que actualmente entran y salen de la glorieta de Belén María, con el objetivo de afectar lo menos posible al flujo circulatorio.

Tras la publicación en la Plataforma de Contratación, las empresas que quieran concurrir a la licitación tienen un mes para presentar sus ofertas a la Consejería de Obras Públicas, Vivienda y Movilidad con la finalidad de poder adjudicar el proyecto en los próximos meses.

La nueva presidenta de la Autoridad Portuaria, Beatriz Calzada, solicitó la semana pasada al Gobierno de Canarias que garantizara accesos al recinto portuario mientras se ejecute la obra con el fin de no colapsar los muelles y que se viera afectado el tránsito de mercancías para toda la isla.

Con retraso

El proyecto de soterramiento de la GC-1 a su paso por Belén María lleva acumulado un cierto retraso. El Gobierno de Canarias del mandato anterior pretendía que los trabajos se iniciaran este mismo verano, después de que se hubiera licitado su construcción entre febrero y marzo. Sin embargo, los problemas surgidos con las dudas sobre la propiedad de unos terrenos portuarios necesarios para acometer los trabajos provocaron un retraso.

La depresión del paso en Belén María servirá para aligerar la salida del Sebadal, pero puesto que el origen de los atascos de tráfico que sufre la Avenida Marítima se encuentran en el entrelazado de Alcaravaneras y en el nudo de Torre Las Palmas, el soterramiento tendrá poca incidencia en la mejora de la circulación en Las Palmas de Gran Canaria.

Por eso, desde Obras Públicas se trabaja en la articulación de soluciones para el nudo de Torre Las Palmas.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios