Borrar
El denunciante, durante el juicio celebrado este martes. F. J. F.
El funcionario dice que le «soltó un castañetazo» y lo «zumbó al piso»

El funcionario dice que le «soltó un castañetazo» y lo «zumbó al piso»

Tribunales ·

Se juzga a una persona que presuntamente agredió a un empleado del Ayuntamiento de San Bartolomé que iba a darle una notificación

Francisco José Fajardo

Las Palmas de Gran Canaria

Miércoles, 15 de mayo 2024, 02:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Las Palmas celebró este martes un juicio que sienta en el banquillo a un vecino de San Bartolomé de Tirajana, acusado de haber golpeado a un funcionario del ayuntamiento de dicho municipio cuando le fue a entregar una notificación. El denunciante declaró en la vista que el acusado le «soltó un castañetazo» que lo «zumbó al piso», en una agresión en la que perdió tres piezas dentales.

Por estos hechos, la Fiscalía Provincial de Las Palmas lo acusa de un delito de lesiones y le pide dos años de cárcel y que indemnice al funcionario con 663,67 euros por las lesiones causadas, además de 2101,27 euros por las secuelas y lo que se determine en la ejecución de la sentencia por el importe del tratamiento odontológico que tuvo que realizarse. Por su parte, la acusación particular ejercida por el letrado Alfonso Dávila le pidió cuatro años de prisión. La defensa interesó la absolución.

En la vista, el denunciante alegó que había ido a entregar una notificación con un compañero y vio al acusado entrando a su finca con su coche, por lo que fue detrás suya hasta meterse dentro de la propiedad. En ese instante, contó, «me zarandeó, me golpeó en la cara y me zumbó al piso. Me quedé en el suelo sangrando por la nariz y la boca mientras él me dijo 'ahora te quedas aquí y no sales', mientras se cerraba la puerta de la finca», contó. A los minutos, llegó la Policía Nacional y denunció los hechos.

Por su parte, el acusado negó haberle agredido y, al igual que su esposa que depuso como testigo, ambos dijeron que el funcionario entró sin permiso en su propiedad privada y al querer marcharse, se tropezó y cayó de boca, aunque sin hacerse daño sino «unos simples raspones».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios