Los juzgados de la capital grancanaria. / arcadio Suárez

La Fiscalía le pide seis años de cárcel por abusar de la nieta menor de edad de su pareja

Cometió los presuntos hechos en Santa Lucía de Tirajana y en el Centro Comercial La Ballena

Francisco José Fajardo
FRANCISCO JOSÉ FAJARDO Las Palmas de Gran Canaria

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Las Palmas sentará este miércoles en el banquillo a una persona que, según la Fiscalía, abusó sexualmente de la nieta menor de edad de su pareja sentimental. Por estos hechos, el Ministerio Público interesa para el encausado una condena de seis años de prisión.

Según la acusación, José P.V. «en fechas no determinadas pero en todo caso de forma reiterada desde el año 2016 hasta marzo de 2020», actuó contra la víctima guiado por un ánimo de atentar contra su integridad sexual».

De esta forma, presuntamente aprovechó «en varias ocasiones» la ausencia temporal de otras personas del núcleo familiar para tocar « la cintura, los muslos y los glúteos por encima de la ropa» de la nieta de su pareja «mientras se masturbaba». También «sentaba a la menor sobre su regazo para poder frotar sus genitales contra el cuerpo de la misma, todo ello acompañado de gestos y sonidos obscenos por parte del acusado». Además, solicitaba a la víctima menor de edad que le llamase «abuelo» o «abuelito» durante la supuesta realización de tales actos delictivos.

La mayor parte de los sucesos anteriormente descritos tuvieron lugar en el domicilio de la pareja del acusado, en el municipio de Santa Lucía de Tirajana. No obstante, uno de los supuestos abusos se produjo en el aparcamiento del Centro Comercial La Ballena, en la capital grancanaria, dentro de su vehículo «y fuera del alcance de la mirada de terceros».

Como consecuencia de todo lo relatado por el Ministerio Fiscal, la menor presentó desde 2021 -cuando fue evaluada- una « sintomatología postraumática, sensación de peligro y alerta con aumento de la activación ante estímulos contingentes, además de manifestar sentimientos de tristeza, vergüenza, ansiedad, baja autoestima y preocupaciones por su familia», describe el escrito de acusación.

La madre y representante legal de la menor reclama una indemnización económica por el daño moral ocasionado a su hija, que la Fiscalía Provincial de Las Palmas cuantificó en 10.000 euros.