Rocío Amar comparece ante la magistrada Yanira del Carmen González y el fiscal Mario Hernanz. / F.J.F.

Rocío Amar: «Aurah me gritaba que me iba a matar porque yo estaba conociendo a Jesé»

La televisiva, que no acudió al juicio, amenazó a la denunciante cuando ésta se encontraba con el jugador Jesé Rodríguez en una villa del sur

Francisco José Fajardo
FRANCISCO JOSÉ FAJARDO Las Palmas de Gran Canaria

El Ministerio Fiscal ha solicitado que la televisiva Aurah Ruiz sea condenada al pago de 600 euros de multa por un delito de amenazas cometido sobre la también 'influencer', Rocío Amar, en unos hechos ocurridos en Gran Canaria en los que también se vio involucrado el futbolista de la UD Las Palmas, Jesé Rodríguez.

Los hechos fueron juzgados hoy por la magistrada del Juzgado de Instrucción número 2 de San Bartolomé de a Tirajana, Yanira del Carmen González, en una vista a la que no asistió Aurah a pesar de que estaba citada en calidad de denunciada.

Según Rocío Amar, Aurah Ruiz la amenazó directamente cuando se encontraba en una villa del sur de Gran Canaria junto a Jesé y otro amigo de futbolista. «Él no estaba de relación con ella y nosotros nos estábamos conociendo», declaró. Durante la noche, la actual pareja del futbolista irrumpió en la vivienda y comenzó a dar golpes con un palo en la puerta mientras gritaba fuera de sí e insultaba a la denunciante, como así quiso acreditar mostrando varios vídeos a la magistrada y al fiscal. También aportó como pruebas otras imágenes de Aurah en directos de Instagram en los que insultaba y amenazada a Rocío Amar.

«Estaba gritando y diciéndome que me iba a matar porque yo estaba conociendo a Jesé y quedando con él», declaró en la vista oral

«Ella me había mandado mensajes antes de que me fuese de la villa y que me iba a arrastrar y también escribió toda la noche a Jesé que pasó del tema. A la hora y pico llamaron al telefonillo cuando ya dormíamos y vi que era ella acompañada de una amiga. Estaba gritando y diciéndome que me iba a matar porque yo estaba conociendo a Jesé y quedando con él», declaró a la Sala. «Yo me escondí en el baño porque el amigo de Jesé me dijo que se iba a colar en la villa como había hecho la semana anterior y no querían rollos cuando escuché que me gritaba cosas como 'zorra y guarra'. Cuando la policía llegó se la llevó pero reconoció que dijo que iba a matarme y que yo era una prostituta que me vendía por 150 euros», añadió.

Según Amar, Aurah «iba con un palo que gritando e insultándome e intentaba abrir la puerta para pegarme», dijo a preguntas del fiscal Mario Hernanz.

Rocío Amar, que apareció por primera vez en 'First Dates' y después participó en otro programa de Mediaset como es 'Mujeres y hombres y viceversa', afirmó al Tribunal que sentía «miedo» por el comportamiento de Aurah, y por eso la había denunciado.

Vídeo.

El juicio quedó visto para sentencia con la petición de condena de la Fiscalía para Aurah Ruiz, que ya fue condenada recientemente a nueve días de trabajos en beneficio de la comunidad por haber acosado a su ahora pareja, el futbolista Jesé Rodríguez en 2018.

Según los hechos admitidos en su día por Aurah, la misma mantuvo una relación sentimental análoga a la conyugal con Jesé Rodríguez, fruto de la cual tuvieron un hijo nacido el 26 de junio de 2017 con una enfermedad, según el fiscal José Antonio Díez.

Desde el 28 de enero del 2018 y tras haber terminado tal relación sentimental por decisión de Jesé, hasta julio de dicho año, la acusada en el marco de una actitud de reproche público por Internet al futbolista por no ocuparse debidamente de su hijo común, realizó una serie de actos dirigidos a afectar negativamente el desarrollo ordinario de su vida, apremiándole para que destinase más dinero a gastos relacionados con dicho hijo y a que estuviese con éste mas tiempo, según reconoció. Así, la acusada publicaba la información que sus seguidores, a modo de reporteros en las redes sociales, le remitían -en ocasiones con imágenes tomadas por éstos- sobre la localización y actividades de Jesé, lo que al mismo le generó una situación de permanente observación y espionaje, al tener la acusada cientos de miles de seguidores en Instagram, resultando evidente la posibilidad de ser detectado por alguno de ellos presto a facilitar la información a la investigada para que la divulgase ilustrando sus reproches en Internet.

Vídeo.

Aurah le dirigía comunicaciones personales directas de muchos de sus comentarios mediante el enlace al perfil personal de Jesé en las redes. También anunciaba su propósito de no cesar en tal conducta de seguimiento y agobio a Jesé y alquiló un barco propiedad de éste y lo hizo a través de dos amigas para que Jesé no se enterase de que iba a usarlo, y así luego elaborar vídeos en vivo en Instagram con afán de recriminarle y ejercer mayor presión sobre él en dicha estrategia general de hostigamiento.