Imagen de la gala de la reina de 2020. / Arcadio suÁRez

La falta de material condena el proyecto de museo del carnaval en la capital grancanaria

El Pleno propone sustituir esta iniciativa por una exposición permanente que incorpore cada año elementos de la edición anterior

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA

La ciudad de Las Palmas de Gran Canaria renuncia de forma definitiva a la creación de un museo específico del carnaval ante la falta de suficiente material conservado. En su lugar, se trabaja ya en la creación de una «exposición permanente donde se incorpore cada año, material ganador de las diferentes galas y concursos, apostando también por las nuevas tecnologías», tal y como explicó este viernes durante el pleno la concejala responsable de las carnestolendas, Inmaculada Medina.

La decisión se conoce después de que el grupo municipal de Ciudadanos, a través de Lidia Cáceres, presentara una moción que quería arrancar el compromiso del Pleno para «determinar la ubicación más idónea, elaborar el proyecto y proceder a la creación y dotación de un museo fijo del carnaval de Las Palmas de Gran Canaria».

Durante el debate, el gobierno municipal presentó una propuesta transaccional a la moción de Ciudadanos que fijaba que «una vez hechos los estudios, dotación de contenido, implantación de tecnologías modernas acorde con la imagen de la fiesta, informaremos del resultado y el modelo en el que se quiere trabajar para una exposición permanente y punto de información actualizado, donde se recoja pasado, presente y, sobre todo, que mire al futuro».

Esta propuesta fue aprobada por todos los concejales, una vez eliminada una referencia inicial al oportunismo y la improvisación de la iniciativa de Lidia Cáceres. La unanimidad solo se rompió por la abstención de la concejala no adscrita Carmen Guerra.

Interés turístico

Ciudadanos argumentó que la creación del museo fijo del carnaval, algo que se viene demandando desde hace más de una década, no solo supondría un atractivo turístico, sino que además daría un «espaldarazo» a la intención municipal de que el carnaval sea declarado fiesta de interés turístico internacional.

Sin embargo, Medina le respondió que existen problemas a la hora de conseguir material para un proyecto museístico permanente. «Ya lo intentamos con 'La Fórmula del Carnaval, La Fiesta tiene su Ciencia' (una exposición que se montó en el museo Elder en 2016) y vimos los problemas que hay con el material, pues mucho no se mantiene ni recibe el cuidado necesario por parte de sus titulares», indicó, «pero aún así queremos buscar el mejor espacio y ofrecer una actividad que sea atractiva para el turista y para nuestra gente, que genere recursos y que promueva actos en torno a la fiesta».

La portavoz del PP, Pepa Luzardo, planteó la necesidad de que se hiciera un estudio o un plan director «porque el carnaval es muy atractivo y ya tenemos una gran tradición de años». Y propuso que se pensase en el castillo de San Francisco como posible sede de la exposición sobre las carnestolendas capitalinas.

Más escéptico respecto a la falta de materiales del carnaval se mostró el viceportavoz de Coalición Canaria, David Suárez, quien apuntó que existe mucho contenido digno de ser expuesto en manos de los grupos y de los diseñadores. «Lo que tienen que hacer es buscar fórmulas» de cesión.

Por su parte, la concejala no adscrita Carmen Guerra justificó su abstención. «No creo que lo que necesita el carnaval sea un museo, que sería algo muy bueno, sino una infraestructura multifuncional, un espacio que acoja la exposición, un restaurante, una zona de visita y un lugar para que actúen los grupos». En su opinión, «sería algo más grande y mejor que un museo».