Ginés Cedrés, en el escenario de Fábrica La Isleta. / cober

«Fábrica La Isleta es una auténtica bendición»

El músico y compositor destaca la «modernidad» de Las Palmas de Gran Canaria pero echa en falta «más locales para conciertos»

Rafael Falcón
RAFAEL FALCÓN

La figura de Ginés Cedrés va muy ligada al mítico grupo Los Coquillos, pero este conejero que a los pocos meses se trasladó a residir a Gran Canaria reconoce que su infancia transcurrió «en el Triángulo de las Bermudas formado por Las Chumberas, Escaleritas y Schamann» y que ahora ese triángulo lo forma «Las Majadillas, El Búnker, que es nuestro local de ensayo, y Fábrica La Isleta, un auténtico descubrimiento para mí», destaca.

Ginés Cedrés eligió Fábrica La Isleta, en la urbanización Díaz Casanova de Las Palmas de Gran Canaria, como lugar de encuentro para la elaboración de este reportaje. «Es un milagro que haya abierto este sitio. Para mí es una mezcla de lo que eran el Cuasquías y el pub La Calle en su época. Un lugar idóneo para conciertos, actividades, monólogos, etc. Sitio genial para tomar un buen vino y disfrutar de su terraza. Fábrica La Isleta es mi nueva casa, un paraíso, una auténtica bendición para mí», afirma.

El músico y compositor encontró este lugar casi por casualidad y acude a menudo a disfrutar de sus Jam Session. Fábrica La Isleta es una plataforma artística multidisciplinar, que se complementa con una escuela de música moderna, teatro y danza.

Ginés Cedrés tiene una particular visión de la capital grancanaria. «La ciudad la veo cada vez más moderna, quitando coches, fomentando el transporte público y peatonalizando calles. Pero nos faltan locales para conciertos. La vida cultural de Las Palmas de Gran Canaria debe seguir potenciándose», resalta.

A raíz del confinamiento, Ginés Cedrés se considera una persona más hogareña. «Ahora estoy empezando a salir», matiza. Enamorado del vino y su cultura, algo que descubrió durante una visita a Australia, el músico recomienda, entre otros, para comer bien y tomarse una buena copita de vino « Vinófilos Triana, El Zarcillo en Tafira, De Mar en Las Canteras o el coreano Sarang, en las proximidades de Tomás Morales».

Ginés empieza fuerte este verano con varios conciertos. Con su proyecto Ginés&Soda, un homenaje a la banda argentina Soda Stéreo y a su disco 'El último concierto', actuará el 1 de julio en La Grulla (Arrecife), el 8 de julio en Fábrica La Isleta (Las Palmas de Gran Canaria) y el 16 de julio en Aguere Espacio Cultural (La Laguna) y en agosto recuperarán la gira 30º aniversario de Los Coquillos que frenó la pandemia, con la que pretenden ir por todas las islas.

Los Coquillos han sacado alrededor de unas 40 ó 50 canciones en toda su carrera artística y el grupo tiene la intención de sacar próximamente un disco remasterizado de toda su discografía. Muchos conocen a Ginés por el de Los Coquillos, más que por Ginés Cedrés. La música es su pasión, su gran afición y un estilo de vida, aunque profesionalmente y desde el año 1990 es bibliotecario de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

«Sueño con seguir tocando y haciendo canciones, en definitiva, con disfrutar con lo que hago» y de inmediato muestra su decepción con la especie humana por los últimos acontecimientos. «Voy a la gasolinera y me pregunto: ¿Las sanciones no eran para los rusos?». Todo esto que sucede me hace perder la confianza en el ser humano».