José Lago Ochoa (izquierda) y Rubén Rodríguez Peña. / Cober

España cierra en la capital grancanaria la presidencia del foro internacional de defensa antimisil

El hotel Santa Catalina es escenario del encuentro de trece marinas. Francia toma el relevo del foro que analiza la respuesta a la amenaza supersónica

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

El hotel Santa Catalina acoge estos días la reunión del Foro Internacional de Defensa Antimisil que reúne a trece marinas del entorno de la Unión Europea y la OTAN, y a los que se suma Australia. El encuentro servirá también de marco para que España ceda la presidencia del foro a Francia.

El objetivo de este encuentro es avanzar en la mejora de la capacidad de respuesta frente a la amenaza de misiles balísticos, supersónicos y convencionales.

«Nos dedicamos a avanzar en la capacitación de las unidades navales, y en el futuro de las terrestres y aéreas, en la defensa de esa amenaza que son los misiles», explica el contralmirante Rubén Rodríguez Peña, actual presidente del foro, «se busca hacer una cooperación en red de todas las unidades que participan en el dispositivo de defensa de la forma más automática posible y conseguir que la reacción sea lo más inmediata porque los tiempos son vitales ante amenazas de carácter supersónico».

La elección de Canarias como sede del foro ha querido poner de relieve la importancia estratégica que tiene el archipiélago para la Armada. «Es un punto avanzado para la detección de posibles amenazas de cualquier naturaleza que pudiera venir por el suroeste de Europa», expuso Rubén Rodríguez Peña.

En estos momentos, la preocupación de la OTAN en cuanto a la defensa de misiles balísticos procede del flanco este, de ahí que el despliegue de sus sensores esté orientado hacia allí. Pero España considera que no se puede focalizar el sistema en un área determinada y apuesta por abrirse a una «visión de 360 grados», máxime en un momento en el que las amenazas no se ciñen al ámbito estatal, sino que incluye a organizaciones terroristas.

Imagen de archivo de la Base Naval. / C7

Acción marítima moderna en el archipiélago

El almirante comandante del Mando Naval de Canarias, José Lago Ochoa, defendió la idoneidad de los medios de las islas. «Los cuatro Barcos de Acción Marítima (BAM) que tenemos basados aquí son extraordinariamente eficaces y modernos», expuso, «casi lo mejor que tenemos de buques de acción marítima está en Canarias». Considera que no es necesario basar aquí una fragata porque, en caso de necesidad de refuerzo de la seguridad de la zona se puede contar en uno o dos días con buques de la base de Rota. «No hay necesidad de tener basado permanentemente aquí algo que no está justificado por una amenaza permanente». Rubén Rodríguez Peña también advirtió de la interpretación internacional de los cambios de base.