Borrar
Miguel Ángel Parramón, magistrado presidente de la Sección Primera. C7
Dos años de cárcel para el surfista que abusó de una menor de diez años
Tribunales

Dos años de cárcel para el surfista que abusó de una menor de diez años

El acusado ya realizó el pago de los 10.000 euros de indemnización a la víctima que le impuso la Sala

Samantha Sánchez

Las Palmas de Gran Canaria

Jueves, 11 de abril 2024, 16:53

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Las Palmas condenó este jueves a dos años de prisión a un surfista acusado de haber abusado sexualmente de una menor de diez años en 2014, en el norte de Gran Canaria.

También le impuso el pago de 10.000 euros para la víctima en concepto de indemnización por los daños morales causados —cantidad que el acusado ya abonó—, además de una orden de alejamiento y la prohibición de comunicarse con ella por nueve años y la medida de siete años de libertad vigilada.

Según el escrito de acusación, en el año 2014, el encausado, que responde a las siglas A.R.M. y que era la pareja de una amiga de la madre de la menor, «realizó con ánimo libidinoso actos de naturaleza sexual en cinco ocasiones durante cinco fines de semana seguidos», aprovechando que la niña se quedaba a dormir en su casa, para así levantarse muy temprano a coger olas, ya que éste le enseñaba surf.

«Lo siento, me ha dado un calentón»

En la primera de ellas, A.R.M., tal y como sostiene la Fiscalía, «con ánimo de satisfacer sus deseos sexuales» y tras pedirle a la niña que durmiera con él en la cama de abajo, «metió su mano en el interior del pijama de la menor y empezó a hacerle cosquillas en sus partes íntimas, ante lo cual ésta, haciéndose la dormida, se dio la vuelta dándole la espalda al acusado».

Luego, añade el documento, «el acusado se bajó el pantalón y apretó sus genitales contra la víctima moviéndose de forma que simulaba el acto sexual, pero sin penetración». Cuando paró de hacer esto, «cogió la mano de la menor y se la colocó en su pene y le dijo 'lo siento, me ha dado un calentón'«, mientras que ella siguió haciéndose la dormida.

En las cuatro ocasiones siguientes, según el Ministerio Público, los tocamientos ocurrieron en el sofá en el que dormía la niña, «donde el acusado, con ánimo libidinoso, metía la mano por debajo del pijama y le tocaba los glúteos mientras la menor se hacía la dormida».

Aceptó los hechos

La Sala, presidida por el magistrado Miguel Ángel Parramón, dictó sentencia de viva voz al inicio del juicio por este caso, a raíz de la conformidad alcanzada por la Fiscalía y la defensa del acusado, que aceptó los hechos por los que se le acusaba y la pena que se le solicitaba por los mismos.

A.R.M. se enfrentaba inicialmente a una pena de seis años de cárcel por un delito continuado de abusos sexuales a menor de trece años. Sin embargo, durante una corta vista que se celebró en la Audiencia Provincial de Las Palmas, el Ministerio Fiscal modificó su escrito y rebajó las penas solicitadas, por lo que finalmente el acusado fue condenado en firme a dos años de prisión.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios