Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este sábado 24 de febrero
Imagen de archivo de la zona comercial de Triana. C7
El desempleo vuelve a bajar en la ciudad pero el ritmo de nuevas contrataciones se desacelera

El desempleo vuelve a bajar en la ciudad pero el ritmo de nuevas contrataciones se desacelera

El mes de agosto se cierra con 43.040 personas sin trabajo (-5,4%) y casi 3.200 desempleados menos que al finalizar el verano de 2020

Javier Darriba

Las Palmas de Gran Canaria

Lunes, 27 de septiembre 2021

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Los niveles de desempleo siguen evolucionando de manera positiva en la capital, con la cuarta reducción consecutiva de las listas del paro. De acuerdo a los datos del Instituto Municipal de Empleo y Formación (IMEF), el mes de agosto acabó con 43.040 parados, una cifra que, pese a ser alta, empieza a apuntar a la vuelta a la normalidad prepandémica. Hay que tener en cuenta que en febrero de 2020, el número de ciudadanos en busca de un trabajo era de 39.175.

Para hacerse una mejor idea de este retorno a la normalidad habría que comparar los meses de agosto. En efecto, en este año, un total de 3.177 personas se borraron de las listas del paro en relación a 2020 -en plena pandemia- y se sitúa cerca de los niveles de 2019 (39.579 desempleados), de 2018 (40.095) y, sobre todo, de 2017 (43.023). Es más, el mes pasado tuvo un mejor comportamiento, en términos de empleo, que los de la gran recesión que siguieron al estallido de la burbuja inmobiliaria de 2008. En aquellos años, los veranos de Las Palmas de Gran Canaria terminaban con más de 50.000 ciudadanos en situación de desempleo.

Como en los meses anteriores, las estadísticas arrojan un trato desigual del mercado laboral hacia hombres y mujeres en la capital grancanaria. Así, la falta de trabajo afecta a 18.444 vecinos (-7% con relación al mes de julio) y a 24.596 mujeres (-4% de variación respecto a julio).

Más entre los mayores

La otra discriminación es la que se fija en función de la edad de los demandantes de empleo. Aquí hay que poner el foco en las dificultades que tienen las personas para encontrar un trabajo a medida que sus edades se acercan a los cincuenta años. Esto explica que de los 43.040 parados que están registrados en las listas oficiales, más de la mitad (24.411) ronda o supera el medio siglo de vida. En términos relativos, casi seis de cada diez desempleados tiene entre 45 y 65 años.

Por tramos de edad, los descensos en el nivel de desempleo han sido los que siguen: un 17% para el grupo de menos de veinticinco años; un 6% para el grupo comprendido entre los veintiséis años y los 44; y, por último, un 3,5% de ahí en adelante.

Tipos de contratos

  • Un 9% del total. El guarismo hace referencia al porcentaje de contratos que fueron suscritos en agosto con carácter indefinido. Aquí se incluyen tanto los 574 nuevos como los 467 que se convirtieron en indefinidos. La mayoría de los contratos son temporales a tiempo completo.

Si se presta atención a los niveles formativos de los parados capitalinos, se aprecia que en agosto fueron los ciudadanos que tenían estudios de Primaria y Secundaria o los que carecían de formación los que se incorporaron con más facilidad al mercado laboral, lo que se vincula a una demanda de empleo poco cualificado y, por lo general, más sujeto al vaivén de la temporalidad. Así, el paro descendió entre la población sin estudios (-10,2%), con estudios primarios (-6,85%) y secundarios (-6,1%), lo que representa una evolución mejor que la que tiene estudios universitarios (+3%). Ahora bien, dicho esto, también hay que tener en cuenta que la universidad aporta menos parados que los niveles formativos inferiores. Así, en la capital hay 3.813 universitarios parados frente a los 19.021 desempleados con Primaria y los 17.592, con Secundaria.

Los nichos de generación de empleo siguen siendo el terciario y el primario. El número de parados en labores agrícolas se redujo un 11%, aunque esto representa solo a 47 trabajadores. Resultan más significativos los descensos registrados en hostelería (-7%), donde salieron del paro 358 personas; en comercio (-5%), con 357 parados menos; y en el resto de servicios (-4%), con 869 desempleados menos.

Los registros muestran también algunas señales preocupantes, en especial en lo referido a la contratación. En este caso, los datos pueden empezar a apuntar a una ralentización en la creación de empleo ya que, desde mayo, es la primera vez que el número de contratos firmados es inferior al del mes anterior. En agosto se firmaron 11.637 contratos nuevos, lo que supone 2.330 menos que en julio.

Aún así, agosto ha sido el segundo mes del año en el que más contratos se suscribieron.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios