Borrar
Imagen de archivo de una sala de autopsias del Imlcf de Las Palmas. COBER
Denuncian que celadores sin titulación hacen de técnicos de autopsias judiciales en Fuerteventura

Denuncian que celadores sin titulación hacen de técnicos de autopsias judiciales en Fuerteventura

Tribunales ·

Profesionales del Imlcf de Las Palmas se quejan de que el Ejecutivo ha puesto un 'parche' supuestamente irregular para no adecuar su calendario de guardias

Francisco José Fajardo

Las Palmas de Gran Canaria

Miércoles, 3 de julio 2024, 02:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Los técnicos de autopsia del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses (Imlcf) de Las Palmas han denunciado públicamente que el Ejecutivo regional está permitiendo que celadores sin titulación habilitante ni experiencia en este campo sean los que manipulen los cuerpos que llegan a la sala de Fuerteventura para ser examinados. Todo ello, sostienen, por el 'parche' que califican de «irregular» puesto en marcha por la Administración en supuesta connivencia con el equipo directivo de este organismo para evitar así adecuar el calendario de guardias de los profesionales en aras de poder acudir junto a los médicos forenses a las autopsias que se llevan a cabo en Lanzarote y Fuerteventura.

Esta situación de enorme malestar para los técnicos de autopsia se está produciendo desde que la Consejería de Presidencia, Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad del Gobierno de Canarias no aceptara la propuesta formulada por los profesionales de Imlcf de Las Palmas de adecuar su calendario y retribuciones de las guardias al resto del personal. En ese momento, se produjo una situación de estancamiento en las negociaciones que provocó que los técnicos decidieran trabajar solo dentro de su horario de trabajo de lunes a viernes, a excepción del que estuviera de guardia los fines de semana y festivos. Esto provocaba que, cuando se tenían que desplazar hasta Fuerteventura para realizar una autopsia judicial, apenas les diera tiempo para llevarla a cabo en un solo día. En Lanzarote, sí hay asignado un único técnico de autopsia, que es sustituido por sus compañeros de Gran Canaria cuando libra.

Según está estipulado, los técnicos de autopsia cobran por cada día de guardia 89 euros brutos, por los 235 que perciben forenses y auxiliares administrativos del Imlcf, una circunstancia que califican como «agravio comparativo muy grave» y que se ha perpetuado con el paso de los años.

Sin acuerdo

La respuesta, afirma este colectivo, tanto de la dirección general de Relaciones con la Administración de Justicia y la jefatura del Imlcf fue la de no variar su situación e implementar un sistema alternativo «irregular» anunciado «a bombo y platillo» que era la de «formar, entre comillas, en un solo mes a empleados del SCS como técnicos de autopsia, sin tener conocimientos mínimos, por ejemplo, en patología», sostienen, apuntando a un posible caso de intrusismo laboral.

De hecho, el primero de los profesionales del SCS que ya están ejerciendo de «una nueva categoría profesional que se han inventado que se llama celadores de autopsia», detallan, «es un celador sin conocimientos sanitarios y es el que ha sido designado para reemplazarnos para manipular cuerpos judicializados que exigen profesionalidad y un esmero total y absoluto en su trato para no destruir pruebas, contaminar muestras y, en definitiva, no romper la cadena de custodia ante la posible comisión de delitos de enorme gravedad», afirman.

Además, «les han asignado las mismas funciones que a nosotros que sí estamos formados según un documento sin firma ni membrete que tienen en las instalaciones de Fuerteventura y que es evidentemente irregular».

El mismo detalla que estos celadores de autopsia tienen como tareas, las de extraer el cadáver de la cámara frigorífica para conducirlo a la sala, prepararlo desvistiéndolo, limpiar y desinfectar la mesa e instrumental de autopsias, realizar tareas de apoyo, le está permitido el uso de instrumental cortante (sierra, bisturí), pesará los órganos, introducirá en recipientes los restos humanos para su posterior traslado, rellenará el cadáver con papel antes del cierre o introducirá las vísceras que hayan sido extraídas y recuperará el aspecto previo a la autopsia. Por último, deberá de componer y asear el cadáver en condiciones dignas para ser entregado a los familiares o personas que lo reclamen, realizando la sutura final del cuerpo para el cierre adecuado de las cavidades,

Un simple acompañamiento

Todo ello, sostienen, tras haber recibido formación específica en el manejo de material cortante y uso de formol, un aspecto que denuncian que es «mentira y que la única formación, por decirlo de alguna manera, que recibió este celador para llevar a cabo esta tarea fue la de acompañar a alguno de nuestros compañeros auxiliares en varias autopsias en las que simplemente observó de lejos lo que hacían», destacan. Y, añaden, sin cumplir el «requisito indispensable para realizar autopsias» es el de estar en posesión del título de técnico superior de Anatomía Patológica y Citodiagnóstico». «No es válido el ser celador, que es un personal hospitalario no sanitario, ni otra categoría profesional».

«Es indignante que el Gobierno y el Imlcf permitan que trabajadores no formados en patología o sin experiencia alguna están llevando a cabo un trabajo tan sensible e importante como es una autopsia judicial, cuando el problema de estos exámenes en Fuerteventura y Lanzarote se solucionaría simplemente contratando a un auxiliar más para que lleguemos a ser seis en la provincia, y que se nos igualen las condiciones de guardias remuneradas al resto de compañeros», manifestaron los trabajadores afectados.

«Justicia con esta medida solo busca ahorrarse dinero ya que los trabajadores que van a realizar nuestro trabajo especializado en las dos islas cobran de Sanidad», advierten, con la «merma en la calidad, profesionalidad e imparcialidad en el auxilio al juzgado», añaden. «Imaginen realizar una autopsia judicial por una muerte por presunta mala praxis y que en la misma participe un celador compañero de los profesionales médicos investigados... Es inconcebible», denunciaron.

Por último, advirtieron de que en Lanzarote «están buscando a personal del SCS, para realizar las autopsias judiciales que, aunque pertenecen a la rama de la patología, su experiencia se limita solo a las autopsias clínicas», apuntan. Todo ello tras el acuerdo anunciado entre la Consejería de Justicia con el SCS, en el que se establece la colaboración entre el Molina Orosa con el Imlcf «con el fin de que técnicos y personal de Anatomía Patológica que asiste en las autopsias clínicas del hospital puedan participar en la realización de las autopsias médico legales que se desarrollan en las dependencias del Servicio de Patología Forense del IML en Lanzarote», informó el Ejecutivo.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios