Borrar
Imagen de archivo de las Charcas de San Lorenzo. Arcadio Suárez
Denuncian un «atentado medioambiental» contra las Charcas de San Lorenzo

Las Palmas de Gran Canaria

Denuncian un «atentado medioambiental» contra las Charcas de San Lorenzo

Un colectivo ecologista lleva a Fiscalía el vaciado del Paraje de Pino Santo llevado a cabo por la propiedad, ante la falta de acuerdo con el Ayuntamiento

David Ojeda

Las Palmas de Gran Canaria

Lunes, 22 de enero 2024, 23:23

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El colectivo ecologista Agonane presenta ante la Fiscalía de Medio Ambiente una denuncia contra los propietarios de las Charcas de San Lorenzo, entendiendo que el vaciado de las mismas que se ha producido recientemente constituye un «atentado» contra un espacio natural protegido.

En el fondo del asunto se mantiene un conflicto de largo recorrido, que no ha podido resolver el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, en negociación con los propietarios para adquirir el espacio y proteger su flora y su fauna, que se encuentra en un estado casi de desaparición.

Ese es el fondo que razona el movimiento jurídico que han emprendido desde el colectivo ecologista, que así lo deja por escrito en el texto elevado a Fiscalía. «Denunciamos por tanto que, de forma intencionada y alevosa, la propiedad ha procedido abrir las válvulas que regulan el vaciado de las mismas. Este, acto anunciado públicamente por el propietario de dichas charcas, lo motiva en que no llega a ningún acuerdo con el Ayuntamiento en donde plantea presuntamente que se le reclasifique terrenos y de no lograrlo procedía al evacuado de estas», exponen.

Desde Agonane señalan que esta situación está poniendo en peligro a más de 40 especies protegidas por el catálogo canario de especies protegidas, lo que consideran que propicia una intervención de la Justicia a pesar de que resaltan que «es cierto que tanto el agua como la infraestructura son de su propiedad».

Sin embargo, consideran que existen suficientes argumentos para presentar una batalla legal a este suceso, insistiendo en que, además del vaciado de las Charcas, a su vez se ha producido una liberación de aguas residuales en la zona. «Este acto, que no se puede atribuir a una rotura ocasional o imprevista, entendemos que se pueda encuadrar en el artículo 330 del Código Penal: 'Quien, en un espacio natural protegido, dañare gravemente alguno de sus elementos que hayan servido para calificarlo, incurrirá en la pena de prisión de uno a cuatro años y multa de doce a veinticuatro meses, al estar contaminando el suelo por donde discurren y su filtración pueda suponer contaminación de acuíferos de la zona'. Esta posibilidad existe al haber pozos de extracción de agua en el lugar», aseguran.

Antiguo problema de Las Palmas de Gran Canaria

El estado de las Charcas de San Lorenzo lleva generando preocupación en diversos colectivos ciudadanos y ecologistas años. Las denuncias públicas señalan que este paraje natural se está evaporando y reclaman, con insistencia, que el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria actúe y culmine la negociación con sus propietarios para conseguir recuperar un espacio emblemático de un distrito histórico que va camino de su desaparición.

Por eso presentan esta denuncia ante la Fiscalía, temerosos de que este último movimiento llevado a cabo por los propietarios pueda producir un daño irreversible en la avifauna de la zona.

Mientras tanto, aguardan por noticias del gobierno de la ciudad al respecto, algo que llevan mucho tiempo demandando sin éxito.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios