Dispositivo policial en la capital grancanaria. / COBER

Los delitos cometidos en la capital crecen un 28% en el primer trimestre

El Ayuntamiento lo atribuye a que se toma como referencia el año 2021, en que fuimos la única de las grandes ciudades con descenso en los índices de criminalidad

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

En los tres primeros meses del año presente, el número de infracciones penales cometidas en la capital grancanaria y recopiladas por el Ministerio del Interior se incrementó un 28% respecto al mismo periodo del año anterior.

En términos absolutos, se pasó de 3.769 delitos cometidos en el primer trimestre de 2021 a un total de 4.823 en el mismo periodo de 2022.

El concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Josué Íñiguez, atribuyó este incremento a que «nuestro municipio fue la única de las grandes capitales que en 2021 registró una bajada de la criminalidad».

En efecto, la capital grancanaria contabilizó en 2021 un descenso de casi un 3% en relación a todo el año anterior. «Fue excepcionalmente bueno», indicó.

En el resto de las grandes capitales españolas, la tendencia en los datos de criminalidad en el año 2021 fue de crecimiento: Málaga (+14%), Sevilla (+4%), Zaragoza (+15%), Palma de Mallorca (+4%), Barcelona (+7%), Valencia (+36%), Madrid (+11%), Murcia (+11%) y Bilbao (+10%).

Desde la perspectiva del grupo municipal de gobierno, los incrementos que ahora se registran muestran una vuelta a la normalidad.

Niveles más altos en un lustro

Sin embargo, si se amplía el horizonte, también puede interpretarse que se está produciendo un aumento de la inseguridad en la ciudad.

Con datos del primer trimestre, los 4.823 casos contabilizados por las fuerzas y cuerpos de seguridad suponen el nivel más alto de, al menos, los últimos cinco años, cuyo suelo está marcado por los registros de 2018 (3.969) si se excluye el año excepcional de 2021 (3.769).

Refuerza esta interpretación el hecho de que los tipos penales de robo con violencia e intimidación (130), sustracciones de vehículos (79), tráfico de drogas (69) y otras infracciones penales (3.189) no incluidas en las diez categorías que identifica el Ministerio del Interior hayan alcanzado los niveles máximos en el último lustro, siempre dentro del periodo de análisis de los tres primeros meses de cada año.

Además, también ha habido incrementos en el número de riñas tumultuarias (43, que son diez más que en el primer trimestre de 2021), robos con violencia e intimidación (57 más, hasta alcanzaron los 130) o hurtos (308 más hasta llegar a los 1.132).

El dato

  • 299 casos. Es el número de hurtos por cada 100.000 habitantes que se ha producido en la capital grancanaria en el primer trimestre del año. Es el delito con más casos de los doce grandes tipos que contempla Interior.

Solo en el caso de los homicidios y asesinatos consumados se mantiene el nivel más bajo desde 2018 ya que no hubo ningún episodio frente a los dos contabilizados en 2021.

También registran descensos importantes los robos con fuerza en domicilios (-16%) y las violaciones (-14%).

Pese al incremento de los actos ilícitos en Las Palmas de Gran Canaria, nuestra ciudad sigue siendo una de las más seguras si se compara con el resto de las grandes urbes españolas. En el primer trimestre del año, los 1.274 delitos por cada 100.000 habitantes que se produjeron en la capital grancanaria sitúan a nuestra urbe como la cuarta con menor número de infracciones penales, solo superada por Murcia (1.223), Zaragoza (1.028), y Málaga (1.263).

Lejos quedan las realidades de Barcelona (2.261), Valencia (1.935) y Madrid (1.845), que siguen presentando índices de conflictividad mayor.

Gráfico interactivo: en el siguiente diagrama pase el dedo o el ratón sobre el gráfico para conocer la criminalidad por tipos en las grandes urbes españolas.

En cuanto a los tipos delictivos en función de la población, Las Palmas de Gran Canaria es de las ciudades con menos homicidios (junto Murcia, Sevilla y Bilbao), menos peleas multitudinarias (solo por detrás de Sevilla), menos robos con fuerza en domicilios y otros establecimientos (tras Palma de Mallorca) y menos hurtos (después de Zaragoza).

En cambio, somos la tercera ciudad española en cuanto a secuestros -aunque este dato es muy voluble por el escaso número de caso- y a tráfico de drogas.

Es el número de hurtos por cada 100.000 habitantes que se ha producido en la capital grancanaria en el primer trimestre del año. Es el delito con más casos de los doce grandes tipos que contempla Interior.