La pasarela generó interés y el público no dudó en recorrerla. / COBER

La ciudad y el Puerto sellan su unión

Onda Atlántica. La pasarela conecta desde este sábado el Muelle de Sanapú con el entorno del Mercado del Puerto en un recorrido sinuoso pero accesible de 283 metros

Rebeca Díaz
REBECA DÍAZ

«Esta pasarela representa un anillo de compromiso entre la ciudad y el Puerto, que antes estaban desconectados, y que puede ser ahora un nuevo comienzo para seguir trabajando juntos». Con estas palabras definió este sábado la Onda Atlántica el arquitecto Javier Haddad, responsable junto Ramón Checa de un proyecto cuya redacción también suscribió Luis González y en el que ha colaborado Carlos Fuente, en el acto de inauguración de la misma que se llevó a cabo en la plaza Alcalde Manolo García y presidieron el responsable del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres; el alcalde capitalino, Augusto Hidalgo; el concejal de Urbanismo, Javier Doreste; y el presidente de la Autoridad Portuaria, Luis Ibarra.

La estructura que conecta el Muelle de Sanapú con el Mercado del Puerto es entendida por quienes ganaron el concurso público que se convocó para su realización, y que consideran que ha ayudado «a darle un valor añadido a la idea», como una «oportunidad», ya que «va a ayudar la desarrollo de la ciudad y la conectividad de la ciudad y el Puerto».

Así, Haddad recordó que el proyecto que ahora se materializa y es resultado de seis años de trabajo y de la implicación de muchas personas es un medio para «acercar las dos orillas del istmo», una unión que en su día quedó fracturada por el desarrollo «de la ciudad y del Puerto», a lo que se sumó la creación de la Avenida Marítima, en los años 70 del pasado siglo. Una circunstancia que hacía que hasta la apertura de este viaducto «la distancia entre un lado y otro fuera inabarcable, era una gran barrera». De ahí que destacara la importancia de un proyecto «significativo» para la capital.

Ibarra dijo que el siguiente «hito» será retirar las naves junto al acuario «no más allá de 2022» para crear un parque

Respecto a la necesidad de crear esta pasarela, argumentó que «primero desarrollas la carretera y luego surge el desarrollo». Agregó que «los romanos entendieron esto perfectamente, ellos fueron los pioneros en desarrollar las calzadas y las vías y eso fue clave para el crecimiento de todo su territorio», y dijo que «la ciudad tiene ahora esa oportunidad de intentar suplir las carencias que pueda tener».

Expuso que la estructura que se presentó este sábado -tras «algo menos de dos años de retraso» como confirmó el edil de Urbanismo, por problemas con la constructora que asumió el proyecto inicialmente y que «ahora está en concursal», y una inversión que el alcalde cifró «en 3 millones de euros» a los que se suman los «900.000 euros» de las plazas que rematan ambos lados del viaducto- cuenta con un recorrido «sinuoso» con «63 metros de vano» hasta en tres ocasiones, «que es bastante excepcional» y favorece «la sensación de liviandad» que trasmite.

Añadió que desde el principio el proyecto se planteó para solventar todas la necesidades «con un único trazo», sin «escaleras, ascensor o rampas». Y apuntó que «de ahí surge este recorrido» que presenta una pendiente del 6% «que lo hace accesible tanto para peatones, ciclista, patinetes y personas con movilidad reducida».

La Onda Atlántica está integrada por 10 piezas, tienen 283 metros de lago, una superficie construida de 1.801 metros cuadrados, 6,24 metros de ancho, de los que tres son transitables, y una altura máxima de 5,5 metros sobre la GC-1. Su estreno, como indicó el alcalde en su intervención, se realizó un día después del 138 aniversario de la colocación de la primera piedra del Puerto de la Luz, una infraestructura determinante para el desarrollo de una ciudad que hasta ese momento no era más que «un erial» como señalaban algunos, recordó.

Hidalgo también miró al Puerto y en concreto a su presidente, Luis Ibarra, para señalar al 'culpable' de buscar ese acercamiento entre las dos orillas del istmo desde su anterior mandato. Una etapa en que planteó proyectos que parecían «ilusorios» entre los que estaba esta pasarela.

Señaló que a su llegada al Consistorio «nos encontramos» con la Onda Atlántica, que «iba más allá de una solución de conectividad» y supone tener «un nuevo icono visual y arquitectónico» que «viene a coser esa fractura que se hizo, fruto del crecimiento», con la Avenida Marítima.

Ibarra agradeció las palabras del alcalde y destacó que este es «un proyecto integrador» porque «une el Puerto a la ciudad», pero también desde «el punto de vista de la política», ya que se puso sobre la mesa en 2012 con un gobierno del PP en el Ayuntamiento, al que agradeció su colaboración, y que ha tenido el apoyo posterior de PSOE y Podemos.

Avanzó que el siguiente «hito» será «la desaparición de las naves» junto al acuario, que dijo será una realidad «no más allá de 2022» y dará paso «a un parque emblemático».

Por último, el presidente Torres destacó que la pasarela es «un ejemplo de arquitectura sostenible» que hace que «amabilicemos la ciudad» y que «se convierte en una referencia turística».