Imagen de archivo del auditorio Alfredo Kraus. / ARCADIO SUÁREZ

La ciudad libera 750.000 euros para la Fundación Teatro-Auditorio y 758.000 para pagar la luz

El abono de 1,51 millones de euros se hace con cargo a los casi 259 millones que el Ayuntamiento tenía como remanentes

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

El Ayuntamiento aprobó este jueves el uso de 1,51 millones de euros de sus remanentes para pagar a Endesa la factura de la luz de la ciudad en diciembre (casi 758.000 euros); para abonar unos intereses de demora a la empresa Lantania (7.527 euros) relativos al mantenimiento de calzadas y aceras por obras realizadas entre 2015 y 2018, y que habían sido reclamados por vía judicial; y para realizar una aportación extraordinaria a la Fundación Auditorio-Teatro (750.000 euros) con el objeto de equilibrar sus cuentas tras el devastador efecto que la pandemia ha generado en sus ingresos.

La entidad que gestiona el Auditorio Alfredo Kraus y el Teatro Pérez Galdós ha lanzado un grito de auxilio y ha requerido un total de 1,5 millones de euros de aportación extra para mantener su funcionamiento. Esta cantidad la ponen, a partes iguales, el Ayuntamiento y el Cabildo de Gran Canaria, sus dos patronos.

La Fundación Auditorio-Teatro solía garantizarse un 65% de sus ingresos con su actividad cultural (3,76 millones de euros en 2019) y un 35% (2,05 millones de euros) con subvenciones públicas. Sin embargo, el impacto de la pandemia de covid-19 y las restricciones que impuso su manejo sanitario provocaron una reducción drástica del volumen de negocio. Así, se ha pasado de 3,76 millones de euros de ingresos a poco más de medio millón (518.613,58 euros).

Los mismos gastos

Pese a este descenso, el nivel de gastos anuales (4,5 millones de euros) se ha mantenido estable ya que no han variado los costes de mantenimiento de los dos edificios (1,44 millones de euros) ni los de personal (1,31 millones de euros). De ahí, que se reclamase a los patronos una aportación extraordinaria de 1,5 millones para equilibrar las cuentas.

«La caída muy significativa de los ingresos generados por la actividad comercial y la reducción de aforo disponible para la venta de entradas de conciertos establecidos por ley, junto con la devolución del importe de las localidades vendidas de eventos cancelados o aplazados por la pandemia, provocan esta bajada tan dramática de los ingresos que suponían la financiación del 65% de los costes de la Fundación en ejercicios que se desarrollan con normalidad (según datos auditados 2019, previo a la pandemia)», expone el director general del ente, Tilman Kuttenkeuler, «esto anula prácticamente la capacidad de financiación propia de la Fundación, de ahí la necesidad de financiación adicional por parte de sus patronos».

El impacto de la crisis

  • 6.904 entradas menos. Es el número de localidades devueltas en 113 espectáculos programados en los dos centros culturales. Esto ha supuesto una reducción de la recaudación que alcanza los 206.697,6 euros. Se espera una pérdida de 27.404 euros más hasta fin de año.

Las aportaciones económicas liberadas este jueves, antes de su aprobación definitiva por el pleno, se hicieron gracias al uso de los remanentes de tesorería que tiene el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria. La ciudad cerró el ejercicio de 2020 con casi 316 millones de euros en los bancos. De esta cantidad, y a lo largo del presente año, se ha utilizado ya un 21%, esto es, 64,93 millones de euros, tanto para el pago de facturas pendientes de abono, como para la realización de transferencias a algunas de sus sociedades municipales.

Así, aparte de los 1,52 millones de los que se hizo uso ayer, ya se ha cargado contra el remanente de tesorería otros 20,3 millones de euros en gastos plurianuales; 37,7 millones de euros más por facturas que se acumulaban en los cajones, algunas desde 2016; 2,34 millones adicionales que se inyectaron en el Instituto Municipal de Empleo y Formación en julio para el pago de nóminas; y unos 3,07 millones de euros de refuerzo de las partidas sociales, de modo que hubo 2,07 millones extras para el servicio de ayuda a domicilio y un millón para las ayudas de emergencia social.

El coordinador general de Economía y Hacienda, Antonio Ramón Balmaseda, explicó que a lo largo del presente año el Ayuntamiento ha pagado ya a sus proveedores un total de 82,57 millones de euros. Y que en estos momentos se están tramitando un total de 1.545 facturas.