Imagen de archivo de Las Palmas de Gran Canaria. / C7

La capital grancanaria bonifica un 95% el impuesto que pesa sobre las herencias

Las Palmas de Gran Canaria aprueba de modo definitivo la modificación de la ordenanza fiscal reguladora del impuesto sobre el incremento de valor de los terrenos de naturaleza urbana.

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha aprobado de modo definitivo la modificación de la ordenanza fiscal reguladora del impuesto sobre el incremento de valor de los terrenos de naturaleza urbana.

A partir de ahora, se aplicará una bonificación del 95% del importe en el caso de herencias en las que el valor catastral del suelo de la vivienda sea inferior a 35.000 euros.

El gobierno municipal entiende que buena parte de de los traspasos se puedan acoger a esta bonificación, ya que el valor catastral medio del suelo en Las Palmas de Gran Canaria es de 18.933 euros.

La ordenanza reduce el porcentaje de bonificación a medida que aumenta el valor catastral. Así, la rebaja se queda en el 75% del importe tributario si el valor de referencia está situado entre los 35.000 y los 51.000 euros; en el 50% si el valor está entre los 51.000 y 60.000 euros; y solo el 10% (que es lo que contempla la ordenanza que ahora decae) para el caso de viviendas cuyo valor catastral del suelo supere los 60.000 euros.

Estas rebajas solo serán de aplicación para la vivienda habitual del que fallece. Tendrá esta consideración la casa en la que figura empadronada la persona fallecido en la fecha de su óbito.

En el caso de que el transmitiente, en el momento de su fallecimiento, estuviera empadronado en una residencia de mayores,centro de atención residencial o en otra vivienda que no fuera de su propiedad, se entenderá como vivienda habitual aquélla que tenía tal consideración en los cinco años anteriores a la muerte, siempre y cuando no hubiera sido cedida a terceros.

En el caso de que la herencia afecte a una segunda residencia, la bonificación cae al 75% para viviendas de menos de 35.000 euros de valor catastral de suelo; al 50% si el valor está entre 35.000 y 51.000 euros; al 30% para las herencias de entre 51.000 y 60.000 euros; y al 10% para las de más de 60.000 euros.

Liquidación del presupuesto

El coordinador general de Hacienda, Antonio Ramón Balmaseda, explicó que no se puede calcular cómo va a afectar esta modificación a la liquidación del presupuesto.

En las cuentas de 2022, el Ayuntamiento ya preveía un descenso del 27% en la recaudación por la plusvalía como consecuencia de la sentencia del Tribunal Constitucional que obliga a cambiar el método de cálculo. En términos absolutos, esto suponía pasar de unos ingresos de 11,23 millones de euros - en 2021- a solo 8,2 millones de euros en este año.

De acuerdo a las estimaciones que hacen los técnicos municipales, en torno a un 15% o un 20% de las transmisiones que se registran cada año en el municipio son por mortis causa.

Con ello, se puede aventurar que la bonificación aprobada puede rondar el millón de euros.

La aprobación de la ordenanza se hizo tras desestimar la alegación presentada por el viceportavoz del PP, Ángel Sabroso, que pedía desligar la bonificación del valor catastral porque «no es una referencia válida de la realidad familiar o individual».

La ordenanza de plusvalías también fija una exención a las transmisiones para organizaciones no gubernamentales, así como a las víctimas de violencia de género que reciben la propiedad cuando fallece la madre.