Esta finca de Tamaraceite será la primera burbuja forestal. / C7

La capital convertirá solares degradados en «burbujas forestales»

El convenio con Foresta se inicia con un espacio de 27.000 metros cuadrados en Tamaraceite Sur, donde se plantarán 2.200 plantas y árboles

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran CAnaria

La capital convertirá solares degradados y abandonados en pequeñas «burbujas forestales» que cumplirán la función de mejorar el paisaje, dar a conocer las especies vegetales canarias y habilitar pequeños pulmones verdes que sirvan también para disminuir el impacto ecológico de nuestro ritmo de vida con la reducción de dióxido de carbono.

El primero de estos espacios será el situado en una esquina de la gran zona comercial de Tamaraceite Sur, frente a la salida de Leroy Merlin. Se trata de un espacio de 27.000 metros cuadrados en el que se plantarán unos 2.200 plantas y árboles, según anunció el alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo.

La propuesta es fruto de un acuerdo suscrito con Foresta. Su gerente, Sergio Armas, detalló que «lo que estamos tratando de hacer es asesorar para crear pequeñas burbujas verdes dentro de los planes de sostenibilidad de la ciudad». Según detalló, no se trata de habilitar parques al uso, sino que insistió en el concepto de «burbujas forestales que contemplen especies propias del territorio, que no solo tengan la cualidad de recuperar, mantener estas especies, sino también de ponerlas en valor para que la propia población conozca cuáles son las especies canarias, cuáles son las especies más adaptadas a la realidad y a las circunstancias climáticas que hay en cada una de las zonas».

Firma del convenio con Foresta. / C7

En el caso de la propuesta presentada para Tamaraceite Sur, la intención del Ayuntamiento y de Foresta es plantar palmeras y dragos en la zona central de la finca; y reservar, para la parte periférica, especies del bosque termófilo, como el acebuche (el olivo canario) o el lentisco, junto a ejemplares arbustivos como el palosangre o el oroval.

«Se trata de coger una zona antrópica degradada sin ninguna proyección y convertirla en un pulmón verde con carácter forestal», resumió Armas.

Por su parte, el concejal de Urbanismo, Javier Doreste, detalló que en estos momentos se está instalando la red de riego, que traerá el agua depurada de Las Majadillas, y que tras el verano se procederá a plantar las distintas especies.

Puntos de interés medioambiental

El edil apuntó que iniciativas similares se desarrollarán en las laderas que suben por la GC-110 o en el parque de Gonzalo. También se quiere incluir aquí algunas del más de centenar de espacios de interés medioambiental identificados por el Ayuntamiento.

La inversión de la actuación de Tamaraceite ronda los 200.000 euros. Aquí se incluye la labor de asesoramiento que prestará Foresta y que ronda los 30.000 euros para todas las propuestas en la ciudad.