Francisco Cabrera Panasco, presidente de Colegio de Dentistas de Las Palmas. / C7

Cabrera pide «penas ejemplares» para los que ejercen de dentistas sin titulación

Un juzgado de San Bartolomé ha admitido a trámite otra denuncia más contra Leocadio M. A. y Friedbert U. O. H. por intrusismo y lesiones

Francisco José Fajardo
FRANCISCO JOSÉ FAJARDO Las Palmas de Gran Canaria

Francisco Cabrera Panasco, presidente de Colegio de Dentistas de Las Palmas, pidió «penas ejemplares» para aquellas personas que ejerzan la profesión sin titulación como es el caso de Leocadio Víctor M. A., que fue condenado a seis meses de prisión y 3.850 euros de indemnización y tiene aún, al menos, dos causas más pendientes ya calificadas por la Fiscalía y una tercera en la que la denuncia fue admitida a trámite por un juzgado sureño.

En total, apuntó Cabrera Panasco, hay en la actualidad «seis procedimientos judiciales en marcha sobre personas que han ejercido la profesión de dentista sin contar con la titulación exigida» y, por el momento, se mostró «satisfecho porque hemos logrado la primera sentencia con condena de cárcel para alguien que ejerce el intrusismo en las islas. Antes esta práctica salía barata con multas que los acusados podían satisfacer para seguir con sus actividades delictivas como si nada hubiese ocurrido», apuntó.

«Hemos logrado la primera sentencia con condena de cárcel para alguien que ejerce el intrusismo en las islas»

Francisco cabrera panasco

Incidió el presidente del Colegio en que la manera de saber si el condenado reincide «es por los pacientes que son los testigos de cargo en estas cuestiones y gracias a ellos descubrimos a los intrusos. Le aseguro que nosotros los perseguimos y ejercemos acciones penales contra aquellos que juegan con la salud de la población y el intruso juega claramente con ella», detalló.

Otra denuncia más

Este periódico adelantó el jueves que, aparte de la condena penal que ratificó la Audiencia Provincial de Las Palmas contra Leocadio Víctor M. A., había dos casos más que están pendientes de ser juzgados y en los mismos, la Fiscalía Provincial de Las Palmas pide una condena en el primero de los procedimientos, de 7.200 euros de multa y 122.916 euros de indemnización y secuelas a Leocadio Víctor M. A. y sus hermanos Jorge y Alberto y también a Olga Estela C. R. Precisamente esta última también fue condenada en julio de 2018 por un delito de lesiones cometidas por imprudencia profesional grave a indemnizar a la denunciante en la cantidad de 21.759 euros.

Mientras, por el otro de los procedimientos abiertos las penas interesadas por el Ministerio Público suman los cuatro años de prisión, 4.796 euros de multa y 43.010 euros en concepto de responsabilidad civil y secuelas contra Leocadio Víctor M. A. y Friedbert U. O. H., ambos trabajadores de la Clínica Láser Estético Dental de Vecindario.

En instrucción

Pero hay otra denuncia que ha sido admitida a trámite por el Juzgado de Instrucción número 3 de San Bartolomé contra Leocadio Víctor M. A. y Friedbert U. O. H. por intrusismo y lesiones imprudentes y en este tercer caso, los protagonistas vuelven a repetir, presuntamente, mismo 'modus operandi' que en los casos anteriores.

La denunciante expone que fue a la clínica porque sufría una caries y allí fue atendida y diagnosticada por Leocadio Víctor. El mismo, denuncia esta parte, le propuso realizarle un tallado de todos los dientes inferiores y colocar una prótesis fija, debido supuestamente a que la caries que sufría era muy profunda e irrecuperable, todo ello sin llevar a cabo ningún tipo de prueba sino una simple revisión visual.

Por dicho tratamiento, la perjudicada abonó a la Clínica Láser Estético Dental una cantidad total de 1.800 euros.

Una vez diagnosticada por Leocadio, el odontólogo que comenzó el tratamiento rehabilitador fue Friedbert U. O. H., que le talló los dientes para la posterior colocación de la prótesis inferior, pero fue en ese momento cuando comenzó a sufrir molestias e infecciones recurrentes que convirtieron su vida en «una auténtica pesadilla», denuncia.

Ante esa situación, la denunciante tuvo que ser atendida por el Servicio Canario de Salud, dadas las graves infecciones que venía padeciendo y fue informada por el servicio de Odontología de que el tratamiento que se le había realizado por parte de los denunciados «era incorrecto, requería de urgente intervención médica» y además le dijeron que se le había administrado «de manera incontrolada», una alta carga de antibióticos que puso en peligro su salud.

EL 20 de febrero de 2020, la denunciante pidió mediante burofax a la Clínica Láser Dental una copia íntegra de su historia clínica, las pruebas diagnósticas que se le realizaron, el consentimiento informado y la identificación de los profesionales que le asistieron, pero no ha recibido respuesta.

El «evidente empeoramiento de salud oral» de la perjudicada, según una pericial, le originó unos perjuicios que requirieron para su total sanación 768 días y también le generaron problemas psicológicos por lo que está acudiendo a tratamiento.

«Estás un poquito fuera de órbita», dijo a la paciente denunciante

En la última denuncia, la perjudicada aporta conversaciones de WhatsApp con Leocadio Víctor en las que muestra su disconformidad con el tratamiento que le estaba realizando ya que se encontraba muy dolorida. El supuesto dentista, en una ocasión, le dijo que lo perdonase, pero que el tratamiento que le realizó era «un provisional», ala vez que le dijo textualmente que estaba «un poquito estás fuera de órbita cuando te voy a poner el puente, el otro ya antes me voy a asegurar y cuando me diga que esté bien que te lo cementaré, no te preocupes», reconociéndole que en una ocasión le había chillado en consulta.