Imagen de archivo de la construcción de la biblioteca. / Cober

La biblioteca Josefina de La Torre abrirá sus puertas en Las Canteras el día del libro

La instalación debía haber estado operativa desde fines de 2019

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

La biblioteca municipal Josefina de La Torre, que se ha construido en la zona de La Cícer de la playa de Las Canteras, abrirá sus puertas finalmente el próximo 23 de abril, con dos años y medio de retraso respecto a las previsiones inciales.

Los retrasos en la ejecución de los trabajos por parte de la empresa constructora obligaron al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria a recuperar la obra y a impulsar un nuevo procedimiento para su finalización, lo que explica en parte la demora de este proyecto que fue adjudicado por 1,3 millones de euros en diciembre de 2018 y que contaba con un plazo de ejecución de diez meses.

La concejala de Cultura, Encarna Galván, ha anunciado este lunes que «será el día del libro» cuando el nuevo equipamiento cultural abra sus puertas junto al complejo deportivo de La Cícer.

La edila aclaró que la obra fue recepcionada por el Ayuntamiento a fines del año pasado. «No se puede hablar de retraso en cuanto a la apertura», expuso, «otra cosa son los vaivenes de las obras».

Así es la biblioteca

El nuevo equipamiento cultural, que sustituirá a la bibloplaya, está ubicado en un edificio de dos plantas, construido sobre una superficie total de 1.328 metros cuadrados. La infraestructura dotará a esta zona de la ciudad de un nuevo espacio verde, gracias a un jardín de 329 metros cuadrados.

El proyecto que fue realizado por la arquitecta Lidia Permanyer ubica en la planta baja, de 483 metros cuadrados, la recepción, un espacio polivalente, taquillas, almacén, sala de lectura y biblioteca, una zona de estudios y aseos.

Al fondo se situará una sala de estudios cerrada y acristalada y una zona de servicios. El edificio será accesible pues contará con un ascensor, escaleras y baños adaptados.

La planta alta, de 139 metros cuadrados, tendrá una sala de biblioteca, una terraza exterior y su propio acceso al paseo de Las Canteras.

Adiós a la biblioplaya

La vieja biblioteca de la playa se puso en marcha en 2006 con un carácter temporal, pero desde entonces ha seguido prestando servicio a la espera de que llegara una instalación fija. Eso ha provocado un deterioro del equipamiento en los últimos años, que ha funcionado de forma estable todo el año.

La concejala Galván dio estas explicaciones en una comparecencia solicitada por el Partido Popular. Su portavoz, Ángel Sabroso, criticó el retraso en la obra y en la apertura del servicio, y demandó al grupo de gobierno que se hiciesen públicos los pliegos de adquisición del mobiliario.

Lo mismo planteó el viceportavoz de Coalición Canaria, David Suárez.

Por su parte, la concejala de Ciudadanos, Lidia Cáceres, advirtió de que el entorno y la entrada de la biblioteca presentaban un deterioro importante. «Necesita un lavado de cara tras el abandono total de la obra», expuso.

Encarna Galván les respondió que la adquisición del mobiliario se licitará por 58.000 euros a través de un concurso abierto simplificado.