Imagen de la bahía capitalina con la playa de Las Canteras y El Confitla al fondo. / JUAN CARLOS ALONSO

La Bahía de El Confital supera el primer corte en su aspiración de ser reserva mundial del surf

Save The Waves Coalition, entidad que otorga la designación, aprueba la solicitud inicial. La ciudad presentará el expediente completo en septiembre

Rebeca Díaz
REBECA DÍAZ Las Palmas de Gran Canaria

La Bahía de El Confital continúa con su aspiración de convertirse este año en reserva mundial del surf. Este paisaje natural privilegiado que comprende una superficie marina de 634,37 hectáreas entre la punta de Guanarteme y el denominado zoco del Confital, se postula para la certificación internacional promovida por Save The Waves Coalition, una organización no lucrativa de Estados Unidos que trabaja para la protección de los ecosistemas de surf a escala global y promueve el conocimiento de esta práctica y los beneficios medioambientales, sociales, culturales y económicos de las olas, bajo el argumento de ser un espacio idóneo para la práctica de deportes de deslizamiento en las olas.

La solicitud inicial presentada desde el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, y que se dio a conocer el pasado mes de junio coincidiendo con el Día Internacional del Surf, ha sido aprobada por la organización que concede la designación, al entender que cumple con los criterios mínimos de World Surfing Reserves (WSR).

    Save The Waves Coalition acepta cada año una nueva reserva mundial de surf y el proceso de solicitud que lleva a cabo se basa en los siguientes cinco criterios básicos: calidad y consistencia de las olas; características ambientales importantes, cultura e historia del surf; capacidad de gobernanza y apoyo local; y área de conservación prioritaria.

    Superado este primer corte, ahora la ciudad se encuentra inmersa en la elaboración de un expediente que sustente la candidatura y que está previsto que se presente durante el mes de septiembre.

    Desde Save The Waves Coalition se exige que ese documento incluya el ecosistema y el área a considerar, así como una descripción de la calidad y consistencia de las olas; las características ambientales únicas del espacio; la cultura del surf; y el apoyo de la comunidad para la designación de un WSR.

    Precisamente atendiendo a este último condicionante por parte de Save The Waves Coalition, desde el área de Ciudad de Mar del Consistorio capitalino se ha trabajado en la elaboración de ese informe con la colaboración del sector del surf así como de personas y colectivos vinculados de manera muy directa a la Bahía de El Confital. Entre ellos se encuentran la Federación de Surf, la Asociación de Escuelas de Surfing, Mi Playa de Las Canteras y la experta en biodiversidad de este espacio, Maite Asencio.

    Además, se están recabando cartas de apoyo de instituciones públicas, privadas, colectivos de defensa ambiental, deportistas y empresas que contribuyan a respaldar esta aspiración.

    El programa WSR se creó en 2009 y arrancó con las Reservas Nacionales de Surf de Australia. Según sus promotores, su misión es obtener reconocimiento internacional y apoyo para la protección de olas y costas en todo el mundo mediante la creación de una red global de reservas de surf designadas. Sus fundadores insisten en que «también se reconocen los beneficios ambientales, sociales, culturales y económicos de las olas».

    Las diez reservas naturales nominadas hasta la fecha son: Malibú y Santa Cruz, en California; la costa de Ericeira, en Portugal; la playa de Freshwater; la bahía de Noosa y Gold Coast, en Australia; la playa de Huanchaco, en Perú; la isla de Todos Santos, en Baja California; la playa de Guarda do Embaú, en Brasil; y la costa de Punta de Lobos, en Chile. Así, la capital grancanaria se convertiría en el primer espacio a nivel nacional y el segundo en territorio europeo.

    Las Palmas de Gran Canaria forma parte desde 2011 de la Red Mundial de Ciudades del Surf, formado por urbes que comparten el interés de impulsar el surf como sector económico. En este grupo promovido por Donostia, están también: Arica (Chile), Santos (Brasil), Montañita (Ecuador), Huanchaco (Perú), Durban (Sudáfrica), Lacanau (Francia), Gold Coast (Australia), New Plymouth (Nueva Zelanda), Viña del Mar (Chile), Ericeira (Portugal), Newcastle (Australia), y Viana do Castelo (Portugal).

    Una distinción que avala la calidad y contribuye a la protección del espacio

    El concejal de Ciudad de Mar del Consistorio capitalino, José Eduardo Ramírez, considera la candidatura como una gran oportunidad para la capital y la isla, porque «esta iniciativa incidirá directamente no solo en nuestro posicionamiento de marca como destino de surf, sino también en la conservación y cuidado del recurso natural más valioso que tenemos».

    Apunta que «tenemos la posibilidad de formar parte de una red de colaboración, que nos permita no solo recibir apoyos y reconocimiento sino también aportar nuestra experiencia, que es muy valiosa».

    Sergio San Román, gerente de la Asociación de Escuelas de Surfing de Gran Canaria -una de las entidades que ha colaborado en la elaboración del expediente definitivo-, considera que esta es una distinción que «a nivel turístico», sobre todo el vinculado a la práctica deportiva, «pone en valor la calidad de la ola del Confital», la más conocida por ser «una ola top» y por las citas internacionales que ha acogido este espacio del litoral capitalino. Pero también de otras muchas que encierra la Bahía del Confital, «como la ola del Lloret, la de la Cícer o la de la Barra».

    Asimismo, destaca que lograr la consideración de reserva mundial del surf tiene el valor añadido de ser «también una manera de proteger el futuro» de este entorno «de actuaciones» que puedan alterarlo.

    En cuanto a las posibilidades que tiene la ciudad, cree que son muchas, ya que «la Bahía de El Confital reúne una características especiales».