Los artesanos expusieron su problema respaldados por los ediles Pepa Luzardo, Ignacio Guerra y David Suárez. / c7

Los artesanos denuncian que la falta de apoyo municipal pone en peligro el Mercado de Navidad

Solicitan al Ayuntamiento que costee la seguridad e iluminación de una cita que genera «más del 30%» de sus ingresos y de la que dependen «25 familias»

Rebeca Díaz
REBECA DÍAZ Las Palmas de Gran Canaria

La Asociación de Artesanos de Las Palmas de Gran Canaria denunció este miércoles públicamente que el Mercado de Navidad que cada año se ubica en las ramblas de Mesa y López corre peligro de celebrarse por la falta de apoyo económico del Ayuntamiento.

«Estamos aquí para solicitar al alcalde el apoyo para tener un Mercado de Navidad digno de esta ciudad», expuso Francisco Silvestre, portavoz de la organización de artesanos, ante los medios de comunicación convocados en la plaza del Pilar Nuevo -espacio en el que cada domingo celebran el Mercadillo de Artesanía y Cultura de Vegueta-.

Añadió que desde el área de Desarrollo Local, que dirige Pedro Quevedo, «se nos están poniendo trabas» y que «lo único» que pretenden es que el Ayuntamiento sea el que acometa «el perimetraje» de la zona destinada a albergar esta actividad y asuma el coste «de la seguridad y la iluminación».

Silvestre señaló que los integrantes de la asociación «no entendemos la negativa del Ayuntamiento por algo tan sencillo» que «ya ha hecho en años anteriores». Ademas, mostró su convencimiento de que la corporación capitalina puede asumir sin dificultades la inversión económica que requeriría atender su solicitud. «Para un Ayuntamiento con un superávit como el de este no creo que sea un problema facilitarnos lo que pedimos», expuso.

Asimismo, indicó que si bien comprenden que «hay cosas más importantes en el Ayuntamiento que nosotros», debe tener en cuenta que «somos 25 familias» para las que el «Mercado de Navidad representa más del 30% de nuestros ingresos anuales».

Los artesanos capitalinos presentes ayer insistieron en que el desembolso que tendría que hacer el Ayuntamiento «es mínimo» y explicaron que «ha habido años» en que «hemos tenido que subvencionar» la contratación de la seguridad privada para el espacio y el coste ha rondado «los 2.000 euros» en total.

Es precisamente la seguridad el aspecto que más les urge tener cubierto para evitar «montar y desmontar cada día» los puestos «porque son 12 horas». En definitiva, explicaron, lo que demandan son «condiciones humanas para trabajar, no estamos exigiendo nada más», que es lo que «se hace en todos los mercados de todas las grandes ciudades».

Los integrantes de la Asociación de Artesanos de Las Palmas de Gran Canaria lamentaron la falta de respuesta municipal y recordaron que «en abril» solicitaron una reunión para abordar la planificación de esta actividad navideña y no obtuvieron respuesta. Añadieron que hace unas semanas, ante la cercanía de las fiestas, reiteraron su demanda de una reunión con idéntico resultado. Algo que aseguraron se ha repetido en su petición de «una cita con el señor Quevedo».

Silvestre recalcó que llevan «más de un año sin tener conocimiento de ellos (el Ayuntamiento)», motivo por el cual se han visto obligados a denunciar públicamente su situación y a reclamar ayuda. Algo que confía no se repita «para futuros mercados» porque « es muy desagradable para nosotros».

Recordó que «somos los artesanos que pertenecemos al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria» y por eso aprovechó la comparecencia pública p ara «implicar» al Consistorio en el mercado dominical de Vegueta, «que es el más antiguo», porque «nos sentimos un poco tristes al no tener los actos culturales, la música, todas las actividades» que atraían a mucho público local y también turistas.

Los artesanos contaron con el apoyo de los ediles del PP, Pepa Luzardo e Ignacio Guerra, y David Suárez, de CC, que exigieron que se atienda sus demandas.

La definición de la cabalgata de Reyes, en las próximas semanas

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria determinará en las próximas semanas el modelo de cabalgata de Reyes que tendrá el programa navideño de la ciudad este año. La exigencia del Gobierno de Canarias de evitar aglomeraciones tendrá influencia en el modo en que se organice este masivo pasacalles. El año pasado los Reyes Magos recorrieron la ciudad durante dos días con un recorrido secreto, a bordo de coches para que no hubiera concentraciones.