La Armada tuvo un gesto con la Virgen para recordar la efémerides. / C7

75 años unidos por la misma travesía

Se cumplen tres cuartos de siglo de la primera vez que la Virgen del Carmen surcó la bahía capitalina en un buque de la Armada en su procesión marítima

Rebeca Díaz
REBECA DÍAZ Las Palmas de Gran Canaria

La iglesia del Carmen de La Isleta acogió el pasado día 16 de julio, festividad de la Virgen, un acto en el que se recordó los 75 años que se cumplen este 2021 «de la primera vez que la Virgen embarcó en un buque de la Armada». Una cita que desde entonces no ha dejado de celebrarse «salvo estos dos años por la pandemia», como recuerda el párroco del templo de Benartemi, Agustín Sánchez.

Señala que si bien ya con anterioridad la Virgen recorría la bahía capitalina con motivo de la procesión marítima «en embarcaciones más pequeñas, civiles», fue en 1946 cuando comenzó la tradición de hacerlo a bordo de una nave de la Armada.

Añade que el almirante del Mando Naval de Canarias, José Lago Ochoa, al conocer que este 2021 se cumplía esta efemérides, no quiso dejarla pasar por alto. «Dijo que esto tenía que constar y que quería tener un detalle con la Virgen», apunta el cura del Carmen.

Así, tras la misa solemne que se ofició a las 20.00 horas en el Día del Carmen, el almirante entregó al párroco «un cuadro con una bandera y una leyenda de la Armada Mando Naval de Canarias por el 75 aniversario del primer embarque de la Virgen».

El cura del Carmen reconoce que fue «un acto con un gran significado», en el que «nosotros aprovechamos para entregarle una foto de la Virgen» que ilustra el programa de actos religiosos de este año y que se corresponde «con una procesión marítima».

Sánchez explica que ahora queda pendiente «un acto oficial en el ámbito militar» que se va a desarrollar «en el Arsenal» en cuanto las condiciones sanitarias lo permitan.

El párroco del Carmen cuenta que al acto, en el que también estuvo presente el alcalde capitalino con varios concejales del gobierno y de los grupos de la oposición, el almirante del Mando Naval de Canarias «acudió con dos oficiales» y uno de ellos resultó ser «el comandante del buque en el suele embarcar la Virgen, el Relámpago». Señala, como anécdota, que éste volvió al templo el día en que tendría que haberse celebrado la procesión marítima y les expresó su deseo de que pronto se pueda llevar a cabo.

Señalar que el cronista oficial de la ciudad, Juan José Laforet, que ha hecho una labor de investigación sobre este aniversario, recogía recientemente en un artículo que la imagen del Carmen fue llevada en 2013 «por unas monjitas» a La Isleta donde «arraigó», y las aguas portuarias se convirtieron en «capilla marítima» al menos «formal e ininterrumpidamente desde 1946».