Imagen de una zona cercana a donde ocurrió este suceso. / C7

Lo amordazaron y casi lo matan entre tres de una paliza en Vecindario

La autoridad judicial los investiga por los presuntos delitos de detención ilegal y homicidio en grado de tentativa

Francisco José Fajardo
FRANCISCO JOSÉ FAJARDO Las Palmas de Gran Canaria

El Juzgado de Instrucción número 3 de San Bartolomé de Tirajana investiga a tres personas –dos hombres y una mujer– por haber presuntamente atado y agredido brutalmente a otra en Vecindario dentro de un domicilio. La rápida y eficaz actuación de agentes de la Guardia Civil que acudieron al inmueble donde se estaban produciendo los hechos evitó un desenlace trágico ya que el estado de la víctima era grave después de haber recibido numerosos golpes por todo el cuerpo. Por el momento, los tres detenidos están siendo investigados por la supuesta comisión de los delitos de homicidio en grado de tentativa y de detención ilegal.

Los hechos ocurrieron el pasado martes día 9, cuando una persona acudió bastante sobresaltada a la gasolinera BP situada en el Cruce de Sardina pidiendo ayuda puesto que, alegaba, estaban pegando a alguien dentro de su vivienda. Allí de inmediato llamaron a emergencias y acudió una patrulla de la Guardia Civil del puesto de Vecindario.

Los agentes accedieron al inmueble donde estaban ocurriendo los supuestos hechos, situado en las inmediaciones de la calle Tamarco y al entrar, se encontraron a un hombre con sus extremidades atadas con unas bridas, tirado en el suelo, mientras dos personas le estaban dando una paliza. En concreto, se trataba de un hombre –de origen magrebí– y su pareja sentimental –de nacionalidad española–. Los guardias civiles socorrieron de inmediato a la víctima y procedieron a la detención de esta pareja.

Cuando la Guardia Civil llegó a la casa, la víctima estaba atada con bridas y una pareja le estaba pegando hasta con un bate

La víctima –también de nacionalidad marroquí– fue trasladada de urgencia a un centro médico y ahí fue curado de las heridas que presentaba en numerosas zonas de su cuerpo, para ser dado de alta horas después.

Al ser interrogado, el agredido manifestó a los agentes que se encontraba en la casa de la pareja junto al casero, una persona de edad avanzada que precisamente era la que había alertado a los servicios de emergencia en la gasolinera. En un momento dado y tras una discusión, declaró, las tres personas que se encontraban con él comenzaron a darle numerosos golpes hasta que lo tumbaron en el suelo, momento que aprovecharon para atarle con bridas y seguir propinándole una paliza. Detalló incluso que la mujer le golpeó en numerosas ocasiones con un bate de béisbol, al igual que el resto de presuntos agresores.

Por este motivo, los agentes que se hicieron cargo de la investigación procedieron a la detención de la pareja y del casero. Estas personas negaron la versión de los hechos facilitada por la víctima y, al contrario, manifestaron que la misma había entrado en el inmueble con un cuchillo y con la firme intención de atacarles.

Antecedentes

Hay que destacar que, tanto la pareja como la persona que fue maniatado y apalizado, cuentan con numerosos antecedentes penales, siendo unos viejos conocidos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado por sus actividades delictivas.

Los agentes de la Guardia Civil realizaron una entrada y registro en la vivienda donde ocurrieron los hechos en busca de muestras de lo que había ocurrido y en esa diligencia no hallaron drogas, según fuentes cercanas a la investigación.

Tras permanecer en los calabozos del puesto de la Guardia Civil, pasaron a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de San Bartolomé de Tirajana que los investiga por la presunta comisión de los delitos de homicidio en grado de tentativa y de detención ilegal.