Acceso principal al Museo Néstor. / Juan Carlos Alonso

El alcalde confía en consensuar con el Cabildo la reforma del Museo Néstor antes de fin de año

Hidalgo critica que «durante 70 años no se hizo nada en el entorno del Pueblo Canario»

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA

El alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, respondió este jueves a las críticas del Partido Popular sobre los problemas que presenta el Museo Néstor, que lleva cinco años cerrado pendiente de un proyecto de rehabilitación que no termina de aprobarse por las discrepancias técnicas entre el Ayuntamiento y el Cabildo de Gran Canaria. «Durante 70 años no se hizo nada en el entorno del Pueblo Canario», reprochó el primer edil, «nadie hizo nada en ese tiempo y nosotros, en siete años, hemos transformado ese entorno».

«Yo me crié en ese espacio y he visto cómo durante 70 años no se ha hecho nada en el entorno del Pueblo Canario, que es un BIC. Desde que llegamos al gobierno pensamos en transformar ese espacio y lo hemos empezado a hacer: hicimos una primera obra para impermeabilizar los bajos de la instalación porque la humedad estaba destrozando el conjunto y nadie había hecho nada; los frescos de Arencibia donde se hacían las bodas estaban chorreando, la techumbre estaba en un estado lamentable, la humedad se comía los muros, el bodegón no tenía agua corriente, los baños estaban en un estado lamentable y seguía sirviendo a los ciudadanos, lo que era penoso, y cuando llovía se caían las molduras», detalló.

El regidor socialista recordó que el Ayuntamiento impermeabilizó los bajos del edificio para evitar las humedades, reformó el Bodegón, se protegió el techo de la ermita de Santa Catalina y se encapsularon los frescos de Arencibia.

Respecto al proyecto de reforma del museo, Hidalgo reconoció que hubo diferencias entre los técnicos de las dos instituciones, pero indicó que ya se han superado casi todas las discrepancias. «Espero anunciar en los próximos meses que tenemos un proyecto básico consensuado con los técnicos del cabildo», indicó.

«Nosotros presentamos una obra de urgencia y se nos planteó una obra constructiva. Llevamos mucho tiempo en negociación con los técnicos del cabildo porque es un Bien de Interés Cultural, pero está prácticamente cerrado», abundó.

Algunas de las objeciones del Cabildo al proyecto municipal tenían que ver con cuestiones de accesibilidad, como la instalación de una rampa exterior o la ubicación del ascensor que se instalará en el edificio.

«Tiene una complejidad importante dónde meter ascensores y rampas», expuso. Hidalgo insistió en que antes de que finalice el año estará listo el proyecto, de acuerdo con los parámetros que marca el Cabildo.

Respecto a las pinturas, aseguró que están embaladas y protegidas. »Vamos a trasladarlas a otro espacio que no sea el entorno del museo para que estén en mejores condiciones de conservación», adelantó, «antes, cuando llovía, caían cascotes y agua con las obras colgadas en las paredes. Nosotros, lo que hemos hecho es sacar las más importantes para préstamos, para rehabilitarlas y exponerlas, como la exposición que tuvo un éxito tremendo» en el castillo de Mata.