Borrar
Imagen de archivo del Confital. Juan Carlos Alonso
¿Y si acabamos con la contaminación del Confital?
Las Palmas de Gran Canaria

¿Y si acabamos con la contaminación del Confital?

El Ayuntamiento encarga la renovación del alcantarillado de Las Coloradas para evitar fugas a la costa | Ha tardado 14 meses en sacar adelante el procedimiento

Javier Darriba

Javier Darriba

Las Palmas de Gran Canaria

Lunes, 18 de septiembre 2023, 11:28

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Catorce meses después, el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha adjudicado el contrato de la primera fase del plan de renovación del saneamiento de Las Coloradas. La obra se considera esencial porque desde el Consistorio se entiende que el origen de la contaminación del Confital puede estar en alguna filtración no detectada desde el alcantarillado de esta parte de la ciudad, que es muy antiguo.

La playa del Confital lleva cerrada al baño seis años y cinco meses por concentraciones elevadas de bacterias fecales cuya causa se desconoce a ciencia cierta. Tras realizar múltiples inspecciones, el único foco que se mantiene como sospechoso es alguna fuga de la red de saneamiento de Las Coloradas.

El concejal de Presidencia, Hacienda, Modernización y Recursos Humanos, Francisco Hernández Spínola, firmó el jueves pasado una resolución por la que se declaró la validez de las sesiones del órgano Mesa de Contratación, tanto cuando se procedió a la apertura de las proposiciones económicas (2 de agosto de 2022), como de la subsanación de documentación general (9 de agosto de 2022) y de la valoración de las ofertas y posterior propuesta de adjudicación (16 de noviembre de 2022).

Con ello, se propone la adjudicación de la obra a Canaragua Concesiones por un importe de 272.636 euros.

Desde que en julio de 2022 el Ayuntamiento inició el procedimiento hasta ahora se ha tardado catorce meses. Esto significa que se ha demorado más la tramitación municipal que lo que previsiblemente durará en sí la obra, que tiene un plazo de ejecución de dos meses.

Desde el Consistorio capitalino se ha justificado la tardanza en el hecho de que ha habido que resolver algunas cuestiones procedimentales, pero confían en que la obra se inice en breve.

De hecho, entre la aportación de la documentación requerida a la empresa propuesta como adjudicataria, a principios de diciembre de 2022, y el informe de la Intervención General (14 de septiembre de 2023) pasan nueve meses.

Así es la obra

En el anuncio de la licitación, en julio de 2022, el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria explicaba que con este proyecto se renovaba «una parte de la red de saneamiento de esta zona de la ciudad, donde no se llevaban a cabo actuaciones de esta índole desde casi 20 años».

En la misma nota se detallaba que el alcance de esta primera fase incluye la instalación de un nuevo colector de residuales, las acometidas de 18 viviendas y la rehabilitación de un colector ya existente en la Avenida y que canaliza las aguas hasta el colector situado en la calle Coronel Rocha en La Isleta.

La actuación contempla la renovación de aproximadamente 187 metros lineales de colector DN 400, 140 metros lineales de albañal, 18 registros domiciliarios, 6 pozos de red y la rehabilitación con manga continua de aproximadamente 344 metros lineales de colector DN 500.

El objetivo de este proyecto es dar solución al elevado deterioro de parte de la red debido a la antigüedad de las conducciones de hormigón que transportan agua residual, presentando problemas estructurales por desprendimiento de cascotes de hormigón manifestándose en obstrucciones en la red, lo que impide la correcta evacuación de las aguas y genera vertidos a los viales.

Además, la obra contempla la renovación de los pavimentos de aceras y calzadas afectas, que serán repuestos con características similares a las de los ya existentes.

La última esperanza del Confital

El esclarecimiento de los episodios de contaminación fecal ha sido casi un trabajo detectivesco en el que se han ido descartando sospechosos: al principio se pensó en posibles filtraciones desde la Casa Roja -en el paseo que conecta La Puntilla con El Confital-, de la caseta que tiene Cruz Roja en la playa o de la galería que va por Los Nidillos, pero ninguna actuación arrojó luz sobre los hechos.

También se realizó un estudio del subsuelo del Confital, que sirivió para descartar que el origen de los episodios contaminantes estuviera en el mar. Así, las cosas se esbozaron dos hipótesis: que hubiera filtraciones desde la red de saneamiento de Las Coloradas o que vinieran de la zona militar.

Sin embargo, hace un mes, los responsables de la Base General Ramírez Alemán mostraron a la alcaldesa, Carolina Darias, y al concejal de Turismo, Pedro Quevedo, los certificados de las obras realizadas en su red de alcantarillado.

Con ello, el último campo de actuación que le queda al Confital es el de renovar la red de Las Coloradas. La obra es la última oportunidad que tiene la playa para reabrirse al baño.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios