Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este miércoles 24 de abril
El acusado, engrilletado durante el juicio. C7

Abordó a la víctima con un cuchillo, pero alega que todo fue una broma

Tribunales ·

El acusado se enfrenta a una petición de pena de 14 años y 11 meses de cárcel por un delito de tentativa de asesinato. Iba disfrazado y fueron pareja

Francisco José Fajardo

Las Palmas de Gran Canaria

Jueves, 14 de marzo 2024, 01:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

«Vi que llevaba un cuchillo en su mano y me dijo que me iba a matar. Era él y me gritó 'voy a matarte arruinaste mi vida'. Entonces empecé a luchar para salvar mi vida». De esta forma narró la víctima lo que, según su versión, sufrió a manos de su expareja el 18 de noviembre de 2021 cuando sufrió varias cuchilladas dentro de su coche en Costa Calma y presuntamente a manos del acusado. Por su parte, el procesado Paul A.E., negó los hechos y argumentó que iba disfrazado por una fiesta a la que acudió y, al ver a su ex, quiso darle un susto con «un cuchillo barato», pero siempre en un contexto de broma.

En el juicio, celebrado ante la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Las Palmas y que quedó visto para sentencia, la perjudicada declaró que había mantenido una relación sentimental con Paul A.E. durante tres años y medio y la había roto seis meses antes del suceso.

Expuso que el acusado tenía una conducta con ella de dientes de sierra: «Un día me decía que era su amor y me quería mucho y luego no me hablaba en una semana porque se ofendía por algo. Estaba arriba y abajo, te quiero y te odio». Incluso, contó que alguna vez que se enfadó con ella «no quería ver mi cara y para no enfrentarse a mí, se encerraba solo en su habitación y hacía hasta pis dentro. Solo salía por la noche cuando yo dormía. Tenía un estilo de vida muy raro, dormía de día y vivía por la noche».

La víctima responde al letrado Rafael Jiménez de Oliva.
La víctima responde al letrado Rafael Jiménez de Oliva. C7

Tras la ruptura, contó que se fue unos meses a su Polonia natal hasta que regresó y ocurrieron los hechos ahora juzgados. «El 18 de noviembre de 2021 estuve visitando a mis clientes y tuve un descanso dentro del coche en Costa Calma. Vi a alguien que se acercaba y cerré la puerta para que pasara sin saber quién era. Estaba encapuchado y cuando estuvo a mi lado, puso su mano y empujó para abrir», narró.

«Vi que llevaba un cuchillo en su mano y llevaba mascarilla, gafas, peluca y capucha, iba disfrazado, pero por la voz lo reconocí y durante la lucha perdió sus gafas y vi sus ojos llenos de odio y agresión. Luego perdió la mascarilla y era Paul», declaró.

Dijo que se defendió y se cortó. «Llegué a coger la hoja del cuchillo con mis manos y sentía como me cortaban mis dedos. Siguió atacándome y me produjo más heridas. Tenía sangre y me di cuenta que tenía los pantalones mojados, me hice pis encima cuando iba perdiendo mi fuerza y si la persona que me ayudó no hubiese sacado a Paul de mi coche, me habría matado», finalizó.

Esta persona era un francés que estaba de vacaciones en Fuerteventura y declaró que vio a alguien pidiendo auxilio y sacó a un hombre del coche de la mujer y que luego huyó.

Quería «asustarla»

Por su parte, el acusado declaró que esa mañana estaba en Costa Calma y que iba a cantar a una fiesta, por eso estaba disfrazado. De repente, vio a su ex y se acercó a saludarla, pero tenía consigo «un cuchillo tenedor para untar y una cucharita» y quiso «asustarla».

«Cuando estuve enfrente de ella saqué el cuchillo. Siempre la asustaba y hacía chistes con ella para animar la relación y pensé que se lo iba a tomar de otra manera. Al principio no tuvo la reacción que yo esperaba y empezó a gritarme a mí. Fue a agarrar el cuchillo, lo hizo con dos manos y al empujarme perdí el equilibrio y caí dentro del coche sobre ella», manifestó.

«Me tiraba sobre el coche y cuando perdí el equilibrio puse mi mano izquierda para apoyarme y toque la pita. Ella tiraba del cuchillo e intentaba sacarlo de mi mano, supongo, y me di cuenta en ese momento que mi broma fue mala y me había pasado».

Por último, contó que intentó «calmarla pero ya fue tarde, estaba loca y gritaba. Le decía que era yo y que bromeaba pero todo fue muy rápido. Me sacaron del coche por mi pierna, yo estaba en shock. Ella fue más fuerte que yo con las dos manos y mi peso estaba encima de su vejiga y por eso se orinó», finalizó.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios