Imagen de archivo de una vendimia en un campo de viñedos de la isla. / c7

La isla sufre la peor vendimia desde 2011, que no llegará a 250.000 kilos

La DO de vinos de la isla cuenta 190.530 kilos de uva recogidos a falta de los datos finales de San Mateo, donde estos días se acaba con la cosecha

Jesús Quesada
JESÚS QUESADA Las Palmas de Gran Canaria

La actual vendimia de la Denominación de Origen (DO) Vinos de Gran Canaria afronta sus últimos días tras haber llegado al 29 de septiembre con solo 190.530 kilos de uvas recogidos por 72 viticultores, según datos provisionales de su consejo regulador a expensas de los partes finales de algunas bodegas y del cierre de la cosecha anual en el municipio de San Mateo.

Frente a los 332.695 kilos de uva recolectados en 2020, entonces hasta el 8 de octubre y por 94 viticultores, los datos provisionales apuntan a que la de 2021 será la peor vendimia desde 2011, confirmando la tendencia a la baja que se registra en el último quinquenio y que se corrigió levemente en 2020.

La DO estima que la cosecha de 2021 no superará los 250.000 kilos, muy lejos de los 295.890 recogidos en 2019, que fue el peor año de esa década. Lo achaca a que las parras, en general y con la excepción del norte de la isla, no han dado mucha uva pese al invierno lluvioso. Aunque la cantidad sea menor, la calidad de la uva es buena.

La producción de 2020 había sido un 11% superior a la del año anterior, pero también seguía estando lejos de los 533.384 kilos cosechados en 2018 y los 573.290 de 2015.

Á diferencia de anteriores vendimias, la de 2021 camina más pareja en variedades tintas y blancas. Hasta ahora el consejo regulador cuenta 101.374 kilos de las primeras y 89.156 de las segundas, destacando en particular los 65.681 de listán negro, que suponen más de un tercio (34,47%) del total y es la variedad más cosechada por la DO, con mucha diferencia respecto a los otros tipos de uvas.

De la caída registrada en la producción da fe el descenso de kilos recogidos por los viticultores de San Bartolomé de Tirajana, donde comenzó la vendimia insular, el pasado 20 de julio, y ya se han recogido todas las uvas de este año. Son 42.642 kilos los allí cosechados este verano, frente a los 66.489 del año anterior, es decir, 23.847 kilos menos y una caída del 35,87%.

De momento, el municipio con más cantidad de uva recogida durante este año es Santa Brígida, de centenaria tradición vitivinícola y que en los últimos ejercicios se había visto superado por la producción de San Mateo y San Bartolomé de Tirajana.

La vendimia satauteña lleva recogidos 48.923 kilos, cuando el año pasado llegó a 54.444. También son menos, pero representa un descenso menos acusado que en San Bartolomé de Tirajana y, sobre todo, que en San Mateo, donde se baja de 110.149 kilos cosechados en 2020 hasta 13.582 en 2021.

No obstante, la cosecha anual de la DO acaba precisamente en San Mateo, donde varias bodegas acaban ahora con la vendimia y aún no han remitido su partes al consejo regulador.

Agaete y Las Palmas de Gran Canaria casi empatan en el tercer puesto de esta clasificación provisional de municipios mejor vendimia, con 25.262 y 25.034 kilos de uvas recogidos, respectivamente, por delante de Tejeda (9.636), Gáldar (6.750) y Valsequillo (5.937).

En Artenara se han recogido en esta vendimia 3.896 kilos, en Agüimes son 3.708, en Santa Lucía de Tirajana van 2.874 kilos y en Telde la cifra de 2021 se queda en 1.637.

En cuanto a las variedades con más kilos cosechados este año, la medalla de plata es para malvasía, con 23.657 kilos, recayendo la de bronce en la mezcla blanca, que suma 22.648, y la de chocolate en la mezcla de tintas, que va por 19.882.

De moscatel se han cosechado 12.221 kilos, de listán blanco van 7.270, de vijariego blanco son 6.534 hasta ahora, de albillo son 5.536 y de verdello se han recogido 4.399 kilos.

Tintilla, con 4.055 kilos vendimiados este verano, es la siguiente variedad, por delante de marmajuelo (3.880), castellana (3.699) y negramoll (3.065) y vijariego negro (2.984).