Recreación de la futura zona comercial de El Hornillo-Sonneland, con las explanadas para aparcar y las naves de los comercios. / C7

Una inversión de 110 millones hará un centro comercial y 300 casas en el sur

La Junta de Gobierno desbloquea la mayor operación urbanística en San Bartolomé en 25 años. Se instalarán Decathlon y GM Food

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO San Bartolomé

El proyecto llevaba gestándose nueve años, pero parece que ha llegado a la casilla de salida. El último empujón se lo dio este viernes la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana, que desbloquea así una inversión que rondará los 110 millones de euros y que permitirá la construcción de un gran centro o parque comercial y de un complejo residencial de 300 viviendas, entre unifamiliares y colectivas, en Sonneland, según informó ayer el promotor y presidente de la Junta de Compensación, Carlos Rial, de Sonneland Inversiones SL. El proyecto incluye suelo para una instalación deportiva, una de tipo social, un equipamiento docente y varios parques o zonas verdes.

Esta operación, la de mayor envergadura en el municipio sureño en los últimos 25 años, se desarrollará en una pieza de suelo de 175.000 metros cuadrados situada en la zona de El Hornillo-Sonneland. Está ubicada en los terrenos que se emplazan entre la calle Agustín Millares Carló, que baja por Sonneland, y el lado mar de la GC-1. Los promotores ya tienen cerrado que en el gran parque comercial previsto se instalarán Mercadona, Decathlon, GM Food y McDonald's, además de otros negocios de restauración, una farmacia y una gasolinera.

  • Parque Comercial Se instalarán Mercadona, McDonald's, GM Food o Decathlon. Contarán con 750 plazas para aparcar.

  • Suelo residencial Una parte de la parcela, de 175.000 metros, irá destinada a la construcción de 300 viviendas.

  • Viviendas VPO Están previstas 95, pero también hay suelo para uso social, docente, deportivo y para parques y zonas verdes.

Lo que hizo ayer la Junta de Gobierno fue resolver los recursos de reposición que se interpusieron contra el acuerdo adoptado por este mismo órgano en la sesión del 13 de junio de 2019, en el mandato anterior, con el que se aprobaron el proyecto de reparcelación, el proyecto de expropiación y el proyecto de urbanización de esta unidad de actuación número 1 del sector urbanizable sectorizado ordenado 20 A El Hornillo 2C-2/3-A, del Plan General de Ordenación Urbana del municipio.

También ayer, en la misma resolución, se dio respuesta a las alegaciones presentadas al documento de revisión del proyecto de expropiación, instado en este caso por el Ayuntamiento, ya con el gobierno actual y a instancias de la Concejalía de Urbanismo, que coordina el edil Alejandro Marichal (CC). Entendía el consistorio que había que revisar al alza el valor al que se tasó el suelo a expropiar, que ha pasado de los 20 euros por metro cuadrado que inicialmente iban a recibir los casi 40 propietarios afectados a los 60 euros el metro. En una nota municipal, el Ayuntamiento cifró ayer en un millón de euros el incremento que supondrá esta revisión de precios en la cuantía que iban a recibir los dueños de suelo que no se han sumado al proyecto urbanístico. Según Rial, en su mayoría son pequeños propietarios que han heredado piezas de suelo muy reducidas, de apenas unos metros.

Vista parcial del suelo en donde irá el complejo. / Juan Carlos alonso

Salvado este trámite administrativo, el promotor confía en que las obras de urbanización (construcción de calles y dotación de saneamiento, alumbrado y otros servicios básicos) puedan arrancar entre finales de enero y principios de febrero de 2021. Están presupuestadas en casi 8 millones de euros y el plazo previsto de duración es de un año. En todo caso, aclara Rial, su ejecución se podrá compatibilizar con el inicio de las obras del gran parque comercial, una «estructura singular» en varias naves diseñada por los arquitectos Luis Cabrera Correa y Juan Pablo Henao y que exigirá una inversión de 30 millones. La idea es que esté operativo en 2022. Contará con 10 locales cuyas superficies oscilarán entre los 1.000 metros cuadrados de los más pequeños, a los 3.500 metros de GM Food o los 2.700 metros de Mercadona. Además, se habilitarán más de 750 plazas para aparcar, 270 en superficie y 500 en dos sótanos. «Calculamos que este parque comercial dará lugar a 200 puestos de trabajo», apuntó Rial.

Por su parte, el complejo residencial de 300 viviendas, entre unifamiliares y colectivas, se llevará una inversión de 60 millones de euros y está programado que se ejecute en 3 fases. Los promotores pretenden iniciar los trabajos a partir de finales de 2021.

800 licencias otorgadas y valoradas en 290 millones

Pero no fue este proyecto de Sonneland el único que se debatió este viernes en la Junta de Gobierno. El concejal de Urbanismo, Alejandro Marichal, llevó a la sesión 47 expedientes de licencias de obra mayor, que, sumadas a las aprobadas en el último año, arrojan una cifra, según cálculos municipales, de 800 licencias otorgadas, que han dado salida a 290 millones de euros.

Marichal puso sobre la mesa estos datos para subrayar el esfuerzo del equipo técnico de Urbanismo y la apuesta política de este gobierno de coalición de agilizar todo lo posible todo lo que pueda contribuir al desarrollo económico del municipio, sobre todo ahora, en un contexto especialmente difícil, sin apenas turismo.

Se ha producido una mejora sustancial en las valoraciones de los terrenos de los afectados

Alejandro marichal

Sobre el proyecto de El Hornillo-Sonneland, explicó que «con la resolución de los recursos de reposición» logran «desbloquear un expediente urbanístico complejo». Según Marichal, no solo estimaron las reclamaciones de los propietarios afectados, sino que, además, han posibilitado «una mejora sustancial en las valoraciones de sus terrenos». En ese sentido, entiende el concejal nacionalista (CC) en el gobierno local que el Ayuntamiento da respuesta a las pretensiones de las partes, al menos en los que respecta a las obligaciones de la institución.

Aparte de destacar la inversión a la que dará lugar la ejecución de este proyecto, la creación de más de 200 puestos de trabajo directos y la liberación de suelo para la construcción de más de 250 viviendas de renta libre, puso en valor el suelo que le reportará al municipio para dotaciones de uso público. Entre otras, citó los 5.021 metros para uso docente, 1.025 para una instalación de preescolar, 973 metros para un uso social, 3.967 para uno de tipo deportivo, 15.438 metros para parques públicos y zonas verdes y 8.200 metros cuadrados para construir 95 viviendas de VPO.