Parte superior del ídolo que este arqueólogo llama de Artevigua. / Foto cedida por julio cuenca

Un insólito ídolo con manto hallado en Risco Caído

El arqueólogo Julio Cuenca estudia una figura antropomorfa con motivos geométricos en su base de apoyo. Apareció fuera de las cuevas

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO Las Palmas de Gran Canaria

El arqueólogo Julio Cuenca, descubridor y exresponsable de los trabajos en el yacimiento de Risco Caído, en Artenara, acaba de dar a conocer el hallazgo en el exterior de las cuevas de u n insólito ídolo de factura aborigen que «no tiene precedentes» entre los que se han documentado hasta ahora en Gran Canaria. «Es un ídolo hecho de barro cocido y pintado de almagre, una figura antropomorfa que parece que está de pie» y que, entre otras singularidades, «tiene todo el cuerpo cubierto con lo que se asemeja a un manto». No se ven ni las extremidades ni los pies, solo el contorno de la cara, cubierta también con ese manto. Además, la base de apoyo está decorada con motivos geométricos pintados antes de guisar, con un bruñidor.

No apareció ahora, sino entre 2012 y 2015, cuando se concentraron las excavaciones y los trabajos de limpieza en el enclave que dio lugar, junto a otros yacimientos de las cumbres, a la declaración por la Unesco de Patrimonio Mundial de la Humanidad al paisaje de las Montañas Sagradas de Gran Canaria.

Detalla Cuenca que fue hallado en el exterior, en una zona de derrumbes acumulados en los desprendimientos que se produjeron en el alero superior del risco en distintos momentos históricos. En su día se llevó a cabo una limpieza manual y superficial de ese espacio con operarios supervisados por arqueólogos. Todo lo que hallaron susceptible de estudio lo metieron en cajas que tiene Cuenca bajo su custodia y que ahora está estudiando.

En la foto superior y en la inferior izquierda, detalles del dibujo que aparece en la base de apoyo. Al lado, vista del ídolo, que parece representar a una figura antropomorfa de pie. / Fotos cedidas por Julio Cuenca

« Mucho de aquel material procede del centro locero de Lugarejos, que estaba próximo a Risco Caído, restos de la vajilla doméstica de la gente que vivió allí; pero en medio de todo apareció esta pieza», explica. «Está un poco dañada, pero se aprecian perfectamente las facciones, y tiene un rostro un tanto inquietante».

Subraya que es el primer ídolo hallado en Risco Caído. Y no lo ve extraño al ser un recinto cultual. «Podría representar a una mujer, que recuerda a esas harimaguadas de las que hablan las crónicas, que eran las que custodiaban estos santuarios de montaña. O incluso puede representar a una deidad relacionada con la fertilidad», apunta. En cualquier caso, advierte de que lo que habría que hacer es seguir investigando en Risco Caído. «Desde 2015 o 2016 allí no se hace absolutamente nada. Está parado».