Borrar
Fina Suárez, vecina de Tejeda. C7
«La incertidumbre se apodera de ti»

«La incertidumbre se apodera de ti»

Pánico. Desde que saltó la noticia, Tejeda vivió con tensión el avance del fuego rememorando imágenes del pasado

Rafael Falcón

Las Palmas de Gran Canaria

Martes, 25 de julio 2023, 23:09

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Mirando al cielo, siguiendo la evolución del incendio, con un pánico contenido y rememorando imágenes de un pasado no muy lejano, así vivió el pueblo de Tejeda este incendio desde sus inicios. Tras conocerse la noticia de que había un conato de incendio en Tejeda, las alarmas se encendieron en el pueblo cumbrero.

«La incertidumbre se apodera de ti. Las primeras horas fueron difíciles, principalmente porque la mente se llena de imágenes del pasado que no queremos revivir. En el casco del pueblo hemos estado tranquilos y a medida que pasaban las horas la nube de humo que veíamos en lo alto se iba disipando», relataba a CANARIAS7 Fina Suárez, vecina de Tejeda y que dirige el conocido hotel rural Fonda de la Tea.

El sonido de los helicópteros, los mensajes de WhatsApp y la información en los medios de comunicación alteraron el tranquilo día a día de un pueblo que no quiere más sobresaltos.

Cuando salta la alerta de un incendio, el desasosiego que esto produce se refleja en los vecinos de toda la cumbre y ayer de manera especial cuando saltó que el inicio del fuego se producía en el término municipal de Tejeda. «La alerta saltó rápido y ya en el pueblo todos eramos conscientes de lo que ocurría. Desde mi ventana veía cómo los helicópteros intentaban cargar y me da que en distintas zonas tuvieron dificultades para coger agua. Con el paso de las horas nos fuimos tranquilizando, pero manteníamos el corazón encogido porque el fuego avanzaba hacia otras zonas», destacaba.

En la memoria, el gran incendio de 2019

El incendio que se originó ayer en Tejeda trae a la memoria el gran incendio de 2019, que afectó a casi 10.000 hectáreas de las cumbres de Gran Canaria y obligó al desolojo temporal de sus casas de unos 10.000 vecinos de las medianías y cumbres. Lo cierto es que aquel agosto hubo dos incendios que forman parte ya de la historia de la isla, por lo que cuando salta la alarma de un nuevo incendio «a uno se le ponen los pelos de punta».

La paz que se vive en Tejeda, con el chapuzón de los jóvenes en la piscina durante el verano y la visita de turistas que disfrutan de uno de los pueblos más bonitos de España se vio alterada ayer por cortes de carretera, desalojo del Pico de las Nieves, nube de humo, sonido de helicópteros y el fuego que arrasaba hectáreas hiriendo nuevamente las entrañas de una isla castigada en los últimos años.

«Lo importante es que no ocurra nada y que esta nueva pesadilla concluya, porque revivir nuevamente imágenes del reciente pasado no es del agrado de nadie», nos recalcaba Fina Suárez.

Una vez más Tejeda se mantiene en alerta, aunque la tranquilidad predominó desde el primer momento ante la evolución del fuego, pero en los incendios hasta que no declaren extinguidos cualquier cambio de viento o de climatología podría alterar la situación actual.

Ver como nuestro campo arde en llamas produce una enorme impotencia y la confianza en los profesionales que luchan por combatirlo es la mejor aliada para intentar pasar página de esta nueva pesadilla que vive la isla de Gran Canaria.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios