Los participantes recorrieron el corazón de la comarca ganadera de Altos de Gáldar / . c7

Gáldar pone en valor el trabajo de los pastores y queseros de sus Altos

El Ayuntamiento organizó la ruta de senderismo etnográfico 'Labores artesanales y tradición en los Altos de Gáldar'

CANARIAS7 Gáldar

El Ayuntamiento de Gáldar celebró el pasado sábado la ruta de senderismo etnográfico Labores artesanales y tradición en los Altos de Gáldar, organizada por las concejalías de Medianías y Turismo y Medio Ambiente a través del proyecto de dinamización de las zonas de medianías y cumbre del municipio.

Un viaje que llevó a los participantes a recorrer el corazón de la comarca ganadera de Altos de Gáldar, una de las zonas más rurales y menos conocidas de la isla incluida dentro del Paisaje Protegido de las Cumbres, donde aún un reducido número de familias de pastores mantienen viva la ancestral forma de vida de las montañas de las islas, así́ como la artesanal forma de elaborar un queso único en el mundo, el Queso de Flor, perteneciente a la única Denominación de Origen Protegida de Gran Canaria.

Así, a través de una ruta circular, los 45 participantes pudieron descubrir estos caminos agrícolas y las zonas de pastoreo de los ganados caminando entre cortijos.

La ruta finalizó en la Quesería La Caldera, junto al Hondo de Fagajesto, la cicatriz de una de las últimas erupciones de la isla, donde a través de sus propietarios, Tania y Francisco, pudieron conocer el trabajo diario en una quesería, desde las 'mudadas' del ganado hasta la elaboración artesana del queso y, por supuesto, degustar el resultado de este laborioso trabajo.

También se celebró una muestra de labores artesanas como el cardado de la lana y la alfarería tradicional, materias primas con la que se pueden elaborar pro-ductos artesanos de gran calidad.

Los concejales de Medianías y Turismo y Medio Ambiente, Carlos Ruiz y Ulises Miranda, presentes en la ruta, valoraron positivamente esta primera experiencia que tiene por objetivo valorizar y apoyar un sector tradicional y casi exclusivo de los Altos de Gáldar, donde aún se mantiene la ganade-ría de trashumancia y una forma única de elaborar productos tan codiciados como son los quesos artesanos.

Esta actividad ha contado con la financiación del Cabildo de Gran Canaria a través del programa La Cumbre vive.