Vista aérea de la parcela vacía en la que estaba prevista la estación de Playa del Inglés. / C7

Ferrocarriles contrata la redacción del proyecto de la variante de Playa del Inglés

El tramo entre los kilómetros 49+000 y 57+727 fue suspendido por el Cbildo porque impedía hacer el parque acuático Siam Park en el Veril

Jesús Quesada
JESÚS QUESADA Las Palmas de Gran Canaria

Ferrocarriles de Gran Canaria acaba de contratar la redacción del proyecto constructivo de la variante de Playa del Inglés de la línea de tren ideada por el Cabildo entre el parque Santa Catalina y Meloneras.

El anterior trazado de la línea ferroviaria entre los puntos kilométricos 49+000 y 57+727 fue suspendido porque hacía imposible la creación del parque acuático proyectado por la empresa Loro Parque en El Veril. La estación prevista caía justo en el interior del parque, por lo que el proyecto constructivo a redactar incluye el de la nueva estación de Playa de Inglés.

El contrato se ha firmado con la única oferta recibida, la de la UTE creada por Eptisa Servicios de Ingeniería, Subterra Ingeniería, Sociedad de Ingeniería y Servicios del Territorio y Medio Ambiente, con un presupuesto de 1,4 millones de euros.

Como el trazado de la línea ferroviaria se sitúa bajo la futura travesía urbana de la actual GC-500 a partir del intercambiador de Playa del Inglés, el proyecto deberá estudiar la reconversión de la carretera en un «parque lineal integrado y eje verde estructurante» que recupere espacio para el peatón, restringa el del coche y convierta a la bicicleta en transporte alternativo.

Enlaces viarios existentes

Este traslado de la línea ferroviaria bajo el viario obliga también a compatibilizar los enlaces viarios existentes con el trazado del tren, por lo que la adjudicataria deberá estudiar las conexiones de la GC-500 con la GC-1, El Veril, Viuda de Franco, Avenida Tour Operador Tui, Avenida Finnair y Avenida Alejandro del Castillo.

Trazado ferroviario que estaba previsto al paso del tren por El Veril. / C7

Reducir en la mayor medida posible la afección a la depuradora de San Agustín y aproximar el trazado a la GC-1, desviar la línea cuando gira para integrarse en el núcleo urbano de Playa del Inglés bajo la futura travesía urbana de la GC-500 intentando ir lo más superficial posible y empatar los raíles de la variante con el túnel en el que acaba el tramo anterior son otros objetivos.

Ese túnel tiene una longitud de 158 metros, a los que hay que sumar los 755 metros subterráneos a definir en este proyecto constructivo.

Estación de Playa del Inglés

Los pliegos consideran una prioridad que la estación de Playa del Inglés se ubique en un área que permita y facilite la implantación de los distintos s istemas de transporte colectivos en una única intervención.

Así, además de estación del tren, la parada de Playa de Inglés debe incluir una estación de guaguas urbanas e interurbanas con una capacidad mínima de doce dársenas, parada de taxis, aparcamientos y áreas comerciales, en su mayor parte bajo suelo público, es decir, bajo la glorieta y la GC-500.

La capacidad del aparcamiento disuasorio para vehículos privados (para dejar y recoger el coche al usar el tren) será de al menos 330 plazas.

El tren que el Cabildo quiere implantar es de velocidad alta y similar al de este imagen. / C7

El trazado del tramo final de la línea ferroviaria se desarrolla en vía doble desde el inicio del tramo hasta la estación de Playa del Inglés y en vía única desde ahí hasta Meloneras.

La realización del proyecto constructivo de la variante ferroviaria de Playa del Inglés es imprescindible para que la línea del tren de Gran Canaria opte a los fondos europeos para la recuperación económica.