El Centro Comercial Puerto Rico, en Mogán, durante las últimas obras de rehabilitación. / ARCADIO SUÁREZ

Sobreoferta comercial en Puerto Rico por el PMM Costa de Mogán

Los propietarios de la fase 1 del centro comercial mantienen su rechazo parcial al Plan porque ha reducido la ocupación de locales

Jesús Quesada
JESÚS QUESADA Las Palmas de Gran Canaria

La comunidad de propietarios del Centro Cívico Comercial de Puerto Rico Fase 1 ha reiterado su rechazo parcial al Plan de Modernización y Mejora (PMM) Costa de Mogán promovido por el Consistorio sureño tras la reciente sentencia del Tribunal Supremo que obliga a retrotraer el procedimiento judicial que emprendió en su contra al momento anterior a su anulación por parte del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC).

La comunidad recuerda que su recurso contra el PMM solo pedía anular la regulación destinada a los equipamientos turísticos complementarios y aclara que «es ahora cuando el TSJC deberá valorar el fondo del asunto y considerar si se han conseguido los objetivos finales del PMM Costa de Mogán».

El colectivo explica que el PMM permitió cambiar de uso la parcela del Parque Acuático de Puerto Rico y otra sin construir, que pasaron de recreativas -deportiva y residencial- a comercial, y que se construyeran los nuevos centros comerciales de Mogán Mall y The Market Puerto Rico y una gran superficie alimentaria.

Estos nuevos equipamientos comerciales se situaron junto al Centro Comercial de Puerto Rico (sus 4 fases) «incrementando radicalmente la oferta existente», indica una nota.

Efectos perversos

Al unificar los usos de las parcelas «consiguieron el efecto perverso» de crear una sobreoferta de centros comerciales, señala la comunidad, y «se eliminó el suelo existente para otro tipo de proyectos que podrían dar calidad y variedad» y un mayor atractivo turístico a Puerto Rico.

Fachada del centro comercial después de los trabajos de renovación de las instalaciones. / Arcadio Suárez

«Pasamos a ser un monocultivo comercial que ha propiciado una guerra entre lo viejo y lo nuevo», agrega el colectivo, con «fatídicos resultados», entre ellos la reducción de la ocupación de locales en el Centro Comercial Puerto Rico, una bajada «enorme» en los precios de venta y alquiler, una reducción drástica del atractivo para inversores e inquilinos y la consiguiente «pérdida patrimonial» fomentada por el PMM Costa de Mogán.

Además, afirma la comunidad de propietarios, «los nuevos equipamientos ejecutados no logran alquilar tampoco sus locales». Al no haber aumentado la oferta alojativa, el turista de Puerto Rico se reparte entre el comercio existente. «Los mismos clientes se reparten entre más operadores. Si antes los números no cuadraban, ahora cuadran menos y encima sin otros equipamientos recreativos y/o deportivos que pudieran darle variedad al visitante».

Renovación sin incentivos

Recuerda también que de las cuatro fases del centro comercial sólo dos se han volcado en la renovación «y con proyectos anteriores a la aprobación del PMM y que en nada se pudieron beneficiar de éste. Ni un sólo incentivo a la renovación hemos tenido», lamenta el colectivo.

«Hemos sido el primer centro comercial en renovarse completamente» y después de hacerlo «nuestra oferta comercial ha decrecido y la entrada de visitantes también». A su juicio, el PMM « lo único que ha conseguido es empobrecer la imagen turística comercial» de Puerto Rico.