Un momento de la presentación del facsímil, con Elena Espino y Jesús Rodríguez Calleja. / Rubens Oliva

Éxito de la presentación del facsimil sobre la ampliación de la iglesia de Tunte

El templo acogió la puesta de largo de la investigación realizada por el historiador Jesús Emiliano Rodríguez Calleja

CANARIAS7 San Bartolomé de Tirajana

La Concejalía de Cultura y Patrimonio Histórico de San Bartolomé de Tirajana, dirigida por Elena Espino, presentó estos días en la iglesia de San Bartolomé, en Tunte, un facsímil elaborado por el historiador Jesús Rodríguez Calleja denominado 'Censo de vecinos del lugar de Tirajana de 1680. Comprometidos en la edificación de una nueva iglesia'. La presentación fue todo un éxito.

Se trata del primer censo de Tunte, documentado en 1680, en el que se registran hasta 158 vecinos y vecinas del lugar que se habían comprometido a aportar cuotas anuales durante 6 años para la ampliación de la iglesia parroquial de San Bartolomé, una iniciativa que se llevó a cabo debido al aumento poblacional que había experimentado Tirajana en el siglo XVII.

Como consecuencia de esa situación, y a instancias del párroco del momento, se procedió a la ampliación del recinto parroquial por medio de aportaciones de los vecinos y vecinas, que se habían comprometido no solo a una contrinución económica anual, sino también a trabajos personales para las obras, que finalmente se prolongaron durante una década y para las que fueron necesarias una colaboración económica final por parte del Cabildo Catedralicio.

En la presentación del facsímil, que incluye una reproducción del documento, los asistentes pudieron conocer en profundidad este acontecimiento que marcó un hito en la historia de Tirajana. Lo disfrutaron de la mano del propio Rodríguez Calleja.

Rodríguez Calleja muestra las páginas en las que se reproduce el documento. / Rubens Oliva

Jesús Emiliano Rodríguez Calleja es doctor en Historia Moderna y Demografía Histórica por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC). Su campo de investigación y fuentes documentales preferentes son los archivos parroquiales y registros sacramentales, complementadas con documentación protocolaria y notarial.

Su relación con el municipio de San Bartolomé de Tirajana se remonta a la década de 1970, cuando inició su andadura docente en Tunte. Desempeñó allí diferentes cargos directivos, del que destaca su dirección al frente de la ya desaparecida Escuela Hogar 'Virgen del Pino de Tunte'. Desde entonces, ha realizado diferentes trabajos de investigación sobre la historia de Tirajana.

.