Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este miércoles 28 de febrero
Las piedras forman peligrosos escalones en la orilla. COBER

La entrada en el mar en Pozo Izquierdo, una carrera de saltos y obstáculos

Quejas ·

Deportistas y usuarios del campo de regatas de Santa Lucía advierten de que la rampa no está a cota cero y que se generan escalones peligrosos

Gaumet Florido

Santa Lucía de Tirajana

Domingo, 19 de febrero 2023, 00:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

A los windsurfistas les toca, y les gusta, jugar con el viento y con las olas, pero en tierra se vuelven más vulnerables y sus movimientos son menos ágiles. El aparataje de la vela les dificulta el paso, por eso cualquier mínimo obstáculo se les hace más cuesta arriba que al resto.

Eso es justo lo que, según alegan algunos usuarios, les está pasando en la entrada al mar en Pozo Izquierdo, en Santa Lucía de Tirajana, la meca para la práctica de este deporte en Gran Canaria. La remodelación del frente de playa que da a esta bahía santaluceña se ha convertido en una carrera de obstáculos, y también de saltos.

Un windsurfista usa las escaleras para bajar a la playa. La foto fue tomada cuando los operarios aún estaban colocando la madera sobre la rampa.
Un windsurfista usa las escaleras para bajar a la playa. La foto fue tomada cuando los operarios aún estaban colocando la madera sobre la rampa. Cober

Alejandro Hidalgo, presidente de la Asociación de Windsurfistas de Pozo Izquierdo (AWP), uno de los colectivos más críticos con las obras, advierte del riesgo que les supone que la nueva rampa no acabe realmente a cota cero, que fue precisamente uno de los objetivos que se buscaron cuando el Ayuntamiento, a petición de los usuarios, accedió a modificar el diseño inicialmente previsto para esta plataforma de bajada.

Vídeo. Alejandro Hidalgo, en una foto tomada cuando los operarios estaban recubriendo de madera la rampa. Cober

Un escalón de más de medio metro entre la rampa y la orilla

La acción del mar ha ido sorribando las piedras y la base de la rampa en el punto donde conecta con la orilla y ha dado lugar a un escalón o desnivel de más de medio metro que dificulta seriamente el acceso a los deportistas. Hidalgo desconoce la solución, pero pide que se estudie una fórmula que les permita una entrada en el agua más segura.

Acusado desnivel entre el final de la rampa y la orilla de la bahía.
Acusado desnivel entre el final de la rampa y la orilla de la bahía. cober

En esta línea, se hace eco de las demandas de los usuarios y reclama al consistorio que preside Francisco García la posibilidad de que el llano final en el que desemboca la rampa y que la conecta con el resto del paseo sea recubierto al menos con las alfombras de césped artificial con las que, de forma provisional, revistieron en verano la rampa. Estaba inacabada y este recurso permitió su uso durante el último mundial. La idea gustó a deportistas y usuarios.

Vídeo. Las piedras han sido removidas y el mar ha dado lugar a escalones en el acceso al agua. Cober

Hidalgo cree que lo dejaron peor que antes

Otro problema, advierte Hidalgo, es que durante las obras los operarios removieron con tractores toda la orilla de piedras de la bahía y alteraron de forma significativa los perfiles que se habían ido asentando durante años. Esto ha provocado la formación de escalones de piedras sueltas que también añaden riesgo a su llegada al mar. Por esta misma razón, cada vez es mayor la altura entre la plataforma de descanso que les diseñó el proyecto y la playa, otro salto más para bajar a la orilla.

Estado actual de la rampa. Los usuarios piden al Ayuntamiento que coloque césped artificial en el llano en el que desemboca.
Estado actual de la rampa. Los usuarios piden al Ayuntamiento que coloque césped artificial en el llano en el que desemboca. C7

Hidalgo entiende que las intenciones fueron buenas, pero tiene claro que el frente de la playa está ahora peor que antes de las obras, opinión que, sin embargo, no comparte el alcalde, quien insiste en recordar que la obra se consultó con vecinos y usuarios y que luego, en todo caso, tuvo que ajustarse a lo que Costas permitía hacer.

Las obras fueron adjudicadas a Hermanos Medina La Herradura por 664.129 euros financiados por el Cabildo y buscaban mejorar la accesibilidad a la bahía y entre sus novedades figuraba el trazado de una plataforma de madera paralela a la orilla destinada al descanso de los deportistas en sus entradas y salidas del mar, y la construcción de un pequeño graderío en el lado norte de la cala y de una zona de esparcimiento junto al Centro Internacional de Windsurfing.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios