El trabajo a destajo de la UME

La noche de ayer era clave para evitar que el fuego se propagara y causara un daño de dimensiones catastróficas. Los medios aéreos esperaban la llegada del alba para volver a actuar, y se confiaba en que las condiciones meteorológicas empujaran a favor de la tan ansiada extinción del incendio.

CANARIAS7 / LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

En la mañana de hoy, se sumaron a la lucha 90 soldados de la Unidad Militar de Emergencias, movilizándose desde Morón de la Frontera (Sevilla), para dar descanso a los 120 compañeros de Gran Canaria y Tenerife, que están trabajando con 45 vehículos, así como el personal ofrecido por los cabildos de Tenerife, La Gomera, Lanzarote, Fuerteventura y La Palma, para reforzar la lucha contra este incendio, el más importante de este año en el archipiélago.