Borrar
Arcadio Suárez

Crema de verduras para estrenar el comedor del Veinte de Enero

Apertura ·

Las instalaciones, que costaron 1,2 millones, cuentan con 250 plazas y eliminan la lista de espera por este servicio en el colegio de Arinaga | La intención del centro es que la comida se haga 'in situ' | Estuvo 8 años luchando por este proyecto

Gaumet Florido

Agüimes

Lunes, 8 de enero 2024, 14:05

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Crema de verduras con cilantro y gofio. De segundo, espirales a la napolitana con jamón. Y como postre, naranjas del país. Este fue el saludable y apetitoso menú de estreno del nuevo comedor del colegio Veinte de Enero, en Arinaga (Agüimes).

No parece un menú de fiesta, pero supo a fiesta, tanto a los 247 escolares que este lunes lo degustaron como, sobre todo, a toda la comunidad educativa. El alcalde, Óscar Hernández, que también probó el plato de cuchara junto al consejero regional de Educación, Poli Suárez, no se cansó de repetirlo. «Este es un día importantísimo porque facilita la conciliación de las familias de este centro». Y porque, además, tardaron 8 años en conseguirlo.

El colegio se llenó este lunes de cargos públicos para celebrar la puesta en marcha de unas instalaciones que han costado 1,2 millones de euros (1.283.522) y que fueron ejecutadas por Taller de Construcción TMR durante 14 meses de obras. Educación financió los trabajos y Agüimes asumió su licitación, contratación y dirección.

El consejero y el alcalde estrenaron el comedor con una crema de verduras.
El consejero y el alcalde estrenaron el comedor con una crema de verduras. Arcadio Suárez

«Atendemos una reclamación histórica de Arinaga, que pese a tener más de 10.000 habitantes no cubría toda la demanda de este servicio», subrayó el consejero, que calificó esta inversión de «necesaria» y que destacó la implicación y el «empeño» del Ayuntamiento. En realidad, al barrio le va haciendo falta otro colegio, que ya tiene suelo en la urbanización que se está construyendo en Arinaga.

Este comedor cuenta con 250 plazas autorizadas y ha permitido acabar con la lista de espera. De hecho, aún les quedan libres 3 plazas, como precisó la directora del Veinte de Enero, Raquel Vega, quien, no obstante, avanzó la intención del centro de solicitar la ampliación de plazas de comedor autorizadas. Ahora tiene 504 alumnos matriculados, dos nuevos justo de estos días, y la demanda puede crecer. «Pese a que hay espacio para que coman más alumnos a la vez, mantendremos los tres turnos».

Los módulos prefabricados harán de aula de Música

El servicio corre por cuenta de la empresa Scolarest, que lleva en este centro desde septiembre de 2021, cuando el Ayuntamiento aportó una solución transitoria mediante la instalación de unos módulos prefabricados. En principio, iban a ser retirados, pero Vega ha pedido mantenerlos para poder usarlos como aula de Música, perdida desde los tiempos de la covid. Se lo planteó al alcalde en la visita y este accedió.

Moisés Enoc Hernández, coordinador de proyectos de Scolarest, explicó que este comedor es atendido por dos auxiliares de colectividades, las encargadas de servir las comidas, y ocho monitoras educativas que tienen como tarea «influir positivamente en la alimentación de las familias», propiciando a los escolares una experiencia gastronómica.

Scolarest sirve entre 5.000 y 6.000 comidas diarias, como las de este centro, que este curso seguirá llegando desde fuera, aunque la intención, avanzó la directora, es que se haga 'in situ', en la cocina del nuevo comedor, que tiene las instalaciones, pero le falta el mobiliario.

Esta construcción ha conllevado la reordenación del patio de recreo, que gana un corredor cubierto desde la entrada hasta las aulas, además de una amplia zona de sombra, como subraya Agüimes en comunicado. El comedor dispone de zona de lavado, cámaras frigoríficas, despensa, cuarto de limpieza, vestuario, aseos y zona de higiene de manos, entre otras prestaciones.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios