Vista del edificio donde estaba el centro de día. / C7

Cierra el centro de día para enfermos de Alzhéimer de Ingenio

El Ayuntamiento daba cada año 15.000 euros para gastos del servicio, además del local. La ong que lo gestionaba, Inafa, se vio sin liquidez

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO Ingenio

El municipio se queda sin el centro de día que atendía a las personas enfermas de Alhzéimer. Era gestionado por una organización sin ánimo de lucro, Inafa, formada por cuidadores y familiares que directa o indirectamente están vinculados con este tipo de pacientes. Por los datos que ha podido recabar este periódico, cerró el 30 de junio pasado, aunque no trascendiera hasta ahora. Contaba con 4 trabajadores, de los que 3 eran auxiliares de geriatría y una era una trabajadora social. Llevaba abierto desde 2003 y ahora prestaba servicio a 5 usuarios, pero llegó a tener hasta 17.

La edil de Servicios Sociales, Elena Suárez, lamenta la pérdida de este recurso, pero subraya que su gestión no estaba a cargo del Ayuntamiento. Apunta, además, que la corporación le aportaba cada año una subvención de 15.000 euros, más el local en el que desarrollaban su tarea, en el edificio de la Fundación Juan y Juana Juárez en La Bagacera, en la calle Francisco López Sánchez. También, añade, le sufragaba los gastos de agua y de luz. Desde f uentes próximas al centro sostienen que la estocada definitiva tras un año muy duro, por culpa de la pandemia, fue el retraso en la llegada este año de la subvención municipal. Se vieron sin liquidez para pagar siquiera los salarios y acabaron asfixiados. Pero Suárez deja claro que esa no fue la causa directa del cierre. «No voy a entrar en cómo se gestionaba el centro, pero hay que recordar que también recibía una subv ención del Cabildo y que la acabó perdiendo». El servicio se financiaba sobre todo de las cuotas de los socios y de esas aportaciones públicas.

Sin embargo, Rayco Padilla, portavoz de Somos PP, pone el acento en que en este mandato Ingenio «no ha parado de perder servicios». Cita «las bibliotecas, el mercadillo de los Aromeros, las jornadas solidarias, el Centro Cívico de Carrizal, el aula de atención temprana y ahora el centro de día para personas con Alzhéimer». A su juicio, « el pacto nos vendió progreso y estamos sufriendo el mayor retroceso en décadas, sobre todo en el ámbito asistencial y social».