Borrar
Imagen de archivo de un cazador con escopeta y perros en el sur de la isla. C7
El Cabildo de Gran Canaria elabora un plan para ordenar la actividad cinegética

El Cabildo de Gran Canaria elabora un plan para ordenar la actividad cinegética

El Plan Técnico de Zonas de Caza Controlada prevé invertir 2,04 millones en el próximo quinquenio y apunta que el furtivismo es la principal inquietud

Jesús Quesada

Las Palmas de Gran Canaria

Lunes, 1 de enero 2024, 23:05

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La Consejería de Medio Ambiente del Cabildo de Gran Canaria ha elaborado un Plan Técnico de Zonas de Caza Controlada para ordenar la actividad cinegética que propone invertir 2,04 millones de euros en el próximo quinquenio en distintas medidas, entre ellas planes de mejora de bebederos, control de predadores asilvestrados, siembra de cereales y repoblación de conejos y perdices.

El Plan Técnico propone estas medidas de optimización de las especies cinegéticas de la isla (conejo silvestre, perdiz roja, codorniz, tórtola común y paloma bravía) tras realizar un inventario de esa fauna, que cruzó luego con los datos de potencialidad del medio natural por especie y los factores limitantes detectados en la fase de inventario.

Sobre las dos primeras especies, ese estudio concluye que las poblaciones de conejo «se encuentran en un estado francamente malo, siendo su tendencia a la baja»; mientras que la de perdices rojas «se sustenta en parte gracias a los refuerzos de población anualmente realizados, ya que la fenología de esta subespecie no se adapta al patrón climático insular».

Los planes de mejora de la oferta cinegética que incluye este documento articulan medidas de intervención ambiental, sobre determinados aspectos de la actividad o directamente sobre las especies, que permiten el fomento del recurso. Se centran principalmente en los hábitats (siembras, mejoras de cobertura y recursos hídricos), directamente sobre las especies (planes de fomento de conejo, perdiz roja y codorniz) y otras actuaciones sobre diferentes aspectos de la actividad (repoblaciones, aporte de alimento y control de predadores).

En conjunto mejoran la productividad y vienen a corregir los factores limitantes detectados, expone el texto que la Consejería de Medio Ambiente somete a información pública.

Durante el periodo de vigencia del Plan Técnico se llevará a cabo un seguimiento de las poblaciones y del grado de cumplimiento de sus medidas, incluyendo un inventario anual de las especies cinegéticas, tanto a principios de junio y julio como inmediatamente después de terminada la temporada de caza, para obtener de este modo las tasas de aprovechamiento máximo sostenible por especie.

También se hará un seguimiento de los posibles daños de las poblaciones de especies cinegéticas a especies protegidas y/o amenazadas, especialmente en lo que se refiere al conejo, así como una memoria anual de gestión de los cotos de caza.

Número significativo de furtivos

El documento considera que «existe un claro déficit» en la vigilancia de la actividad, según las encuestas realizadas. «Es la principal inquietud del colectivo» de cazadores, «estimándose que existe un número significativo de furtivos que no cumplen los requisitos administrativos, cazan con excesivo número de perros o bien realizan sueltas ilegales de especies cinegéticas al no existir una vigilancia efectiva», señala el Plan.

Tanto el cuerpo de agentes de Medio Ambiente, con 22 efectivos, dos en la patrulla BRIFA (Brigada de Flora y Fauna), como el Seprona, con 26 agentes, «no son cuerpos específicos para la actividad cinegética y deben compartir esta función con otras muchas, lo que limita su eficacia en conjunto a la orografía insular».

«Existe un gran arraigo de la actividad furtiva, con un nulo respeto por las normas establecidas, fruto del deficiente control al que está sometido la actividad», agrega el documento. «Sin un servicio de vigilancia adecuado la eficacia de la gestión estará mermada», concluye.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios