Borrar
Miguel Hidalgo, Teodoro Sosa, Antonio Morales, Pedro Rodríguez y Carmelo Santana, en la renovada EDAR.

Ver 13 fotos

Miguel Hidalgo, Teodoro Sosa, Antonio Morales, Pedro Rodríguez y Carmelo Santana, en la renovada EDAR. David Delfour
Gran Canaria

El Cabildo garantiza la depuración de aguas hasta 2046 al ampliar la planta Guía-Gáldar

Morales subraya su «singular importancia para la sostenibilidad, la garantía de agua para el sector primario y la gestión de los residuos» tras una inversión de 9,3 millones

Lunes, 15 de abril 2024, 13:41

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La ampliación de la depuradora de Bocabarranco, que da servicio a los municipios de Gáldar y Guía, ya es una realidad. El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, junto al consejero de Seguridad Hídrica, Miguel Hidalgo, y a los alcaldes de Gáldar y Guía, Teodoro Sosa y Pedro Rodríguez, respectivamente, inauguraron este lunes las nuevas instalaciones.

La ampliación de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Gáldar-Guía, en la zona costera de Bocabarranco, ha supuesto una inversión de 9, 3 millones de euros y da respuesta a «una demanda histórica», como señaló Teodoro Sosa.

El objetivo de la obra es incrementar la capacidad de la planta depuradora, de tal manera que pasa de los 3.000 metros cúbicos diarios a los 5.000, con el fin de atender a una población futura de 50.000 habitantes, teniendo en cuenta las previsiones hasta 2046.

El presidente del Cabildo destacó que la EDAR Guía-Gáldar posee «una singular importancia en la sostenibilidad, la garantía de agua para el sector primario y la gestión de los residuos que producimos».

En este contexto, recalcó que en Gran Canaria «no se vierten al mar aguas residuales» sin tratar y rechazó por tanto «la generalización que a veces se realiza cuando se habla de vertidos en Canarias».

Además, en ningún momento se ha paralizado el trabajo en esta depuradora, sino que las obras se han desarrollado al mismo tiempo que se mantenía la actividad en la EDAR.

Se trata de una obra de ingeniería de gran nivel que posibilite pasar de dar servicio a 30.000 ciudadanos a los 50.000 –5.000 metros cúbicos al día–.

Con esto, además, será posible, como señaló el alcalde galdense, recuperar, regenerar y reutilizar la playa de Bocabarranco, durante décadas afectada por vertidos, que acabarán con el emisario submarino que va asociado al proyecto insular en materia de depuración en la zona norteña.

«Ahora empieza también la cuenta atrás para terminar el emisario. Pero siempre he dicho que el emisario es secundario», señalóTeodoro Sosa.

«Lo importante es no utilizarlo nunca para las aguas depuradas, sino que se reutilice el 100%» de las aguas a través del «tanque de tormenta que va a permitir recuperar 6.000 litros cúbicos de agua cada vez que llueva», de tal manera que el Barranco de Gáldar «no vuelva a ensuciar nunca» la playa de Bocabarranco.

David Delfour
Imagen principal - El Cabildo garantiza la depuración de aguas hasta 2046 al ampliar la planta Guía-Gáldar
Imagen secundaria 1 - El Cabildo garantiza la depuración de aguas hasta 2046 al ampliar la planta Guía-Gáldar
Imagen secundaria 2 - El Cabildo garantiza la depuración de aguas hasta 2046 al ampliar la planta Guía-Gáldar

Las dos obras de ampliación de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Gáldar-Guía y la instalación del emisario submarino de Bocabarranco suponen la mayor inversión económica hecha nunca en la comarca Norte. En total, 18 millones de euros.

Pero, según Sosa, no se trata solo de dinero, sino de «sensibilidad», la mostrada por el presidente insular Antonio Morales y el consejero Miguel Hidalgo «con el Norte, con Guía y con Gáldar».

Primer tanque de tormenta

El Consejo Insular de Aguas de Gran Canaria contrató la redacción del proyecto y, antes de su licitación, fue necesario que el Cabildo adquiriera una parcela, colindante con la actual del tratamiento Terciario, para albergar un tanque de tormenta de 6.000 metros cúbicos destinado a recoger los excesos de caudal puntuales y evitar vertidos.

Se trata del primer tanque de tormenta que se construye en el archipiélago para una depuradora.

La obra ha sido ejecutada por la UTE EDAR Guía-Gáldar, compuesta por las empresas Pérez Moreno SAU y Global Omnium Medioambiente SL, en la misma parcela que ocupa la actual estación.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios