Borrar
El reparto de trampas contra la mosca de fruta se realiza en la Granja Agrícola Experimental. C7
El Cabildo entrega 22.665 trampas contra la mosca de la fruta a 209 agricultores

El Cabildo entrega 22.665 trampas contra la mosca de la fruta a 209 agricultores

El reparto protegerá a casi 129.000 árboles frutales de Gran Canaria de una plaga que este año está considerada «muy grave»

Jesús Quesada

Las Palmas de Gran Canaria

Martes, 11 de junio 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La Consejería de Sector Primario del Cabildo de Gran Canaria acaba este miércoles miécoles con la entrega, en las instalaciones de la Granja Agrícola, de 22.665 mosqueros para el control de la mosca de la fruta (ceratitis capitata) en 2024 a los 209 agricultores con casi 129.000 árboles frutales cuyas solicitudes de participación en esta campaña fueron admitidas.

Es la segunda entrega de mosqueros que hace este año. En la primera, el pasado abril, entregó 1.875 a la treintena de agricultores que cultivan albaricoques en San Bartolomé de Tirajana al tratarse de la primera zafra de frutales templados de la isla.

La cifra de mosqueros a entregar está en función del número de frutales de los solicitantes y oscila entre un máximo de 1.125 para un agricultor con 6.400 árboles y un mínimo de 10 que recibirán varios agricultores. Para resultar beneficiarios es necesario disponer de un mínimo de 40 árboles frutales.

La resolución definitiva de la campaña de este año desestimó otras 21 solicitudes.

La mosca de la fruta es una plaga que afecta a la mayoría de frutales que se cultivan en la isla y este año ha sido considerada «muy grave», tras el invierno extremadamente cálido vivido en la isla, por el Servicio de Extensión Agraria y Desarrollo Agropecuario y Pesquero del Cabildo.

La campaña consiste en la entrega gratuita de trampas que el Cabildo financia íntegramente y entrega a los productores de fruta.

Las trampas-mosqueros se colocan en los árboles de forma muy sencilla y tienen una tapa superior impregnada en insecticida, por lo que los usuarios deben poseer el carnet de manipulador de productos fitosanitarios para manejarlas.

Las trampas, de forma cónica y color amarillo, contienen además un atrayente para las moscas y un sistema que impide a la mosca volver a salir. Además, el diseño de los mosqueros garantiza que ni el usuario ni la fauna auxiliar puedan entrar el contacto con el producto.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios