Borrar
Varias mujeres en el centro destruido. C7

Gran Canaria condena la destrucción de un centro social financiado por el Cabildo a manos de Israel

Carmelo Ramírez repudia la actuación del Gobierno de Israel contra una instalación en la que se atendía a viudas y huérfanos de palestinos asesinados en 2008

CANARIAS7

Las Palmas de Gran Canaria

Miércoles, 3 de abril 2024, 16:36

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Cabildo de Gran Canaria ha repudiado este miércoles la acción perpetrada por el Gobierno de Israel que ha provocado la destrucción de un centro social comunitario que se construyó en Gaza, en 2010, con la cofinanciación de la Corporación insular, en el que se atendía y se ofrecían nuevas oportunidades de vida a las mujeres y las y los hijos de los palestinos que fueron asesinados en 2008 por el ejército israelí. Una agresión que se produjo el pasado diciembre y que, como sentencia Carmelo Ramírez, consejero de Solidaridad Internacional, vuelve a demostrar que Israel despliega «una crueldad, ya sin límite, que no tiene sentido» y que «lo único que persigue es provocar una situación de terror, de miedo entre la población palestina, para el mantenimiento de su gobierno genocida».

El consejero ha hecho así muy patente la condena de la Institución insular a los continuos ataques que está cometiendo el Gobierno de Netanyahu, con los que, a su juicio, «está tratando de exterminar, de provocar un genocidio en la población palestina, residente ya no solo en Gaza, sino en Cisjordania y en todos los territorios palestinos».

Una situación a la que, además, se une «la destrucción total de un lugar donde, hasta ahora, han estado viviendo dos millones de personas y en el que se están destruyendo casas, centros sociales, hospitales, escuelas y otras infraestructuras de carácter social», asevera. «Y en este escenario se enmarca el proyecto que hace unos 15 años ayudó a cofinanciar el Cabildo de construir este centro social para viudas y huérfanos, en definitiva, para las familias cuyos maridos o padres habían sido asesinados por el ejército de Israel».

El centro destruido nació fruto de un proyecto de la Asociación Palestina para el Desarrollo Comunitario Alnoor, asentada en Gaza, y contó con el respaldo del Cabildo de Gran Canaria que aportó una ayuda de 40.000 euros, cuyo apoyo económico permitió que se ampliaran las dependencias y se mejoraran sus dotaciones, para poner en marcha un servicio muy concreto: capacitar a las viudas de los palestinos que perdieron la vida a manos del ejército de Israel. De este modo, se convirtió en un lugar en el que, además de ser sede de apoyo y de capacitación para estas mujeres y para la juventud gazatí que viven sometidas a los enfrentamientos constantes entre la milicia palestina y los soldados israelíes, también se utilizaba como refugio durante los ataques de Israel.

Y es que el Cabildo de Gran Canaria continúa prestando su ayuda al pueblo palestino y, desde 2015, todas las aportaciones que realiza se canalizan a través de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina, un organismo que lleva siete décadas garantizando educación, sanidad, ayuda humanitaria y servicios sociales a las y los palestinos acogidos en Siria, Líbano, Jordania y el territorio palestino ocupado, y que ha sido distinguido este año por la Corporación insular con la concesión del premio Roque Nublo en el ámbito de Solidaridad Internacional.

Palestina, destino preferente de Solidaridad Internacional

Las ayudas económicas aportadas por el Cabildo de Gran Canaria a los refugiados palestinos oscilaron entre los 5.000 y los 15.000 euros –salvo la cantidad destinada al centro destruido-, hasta que en 2016 el nuevo gobierno insular cambia su estrategia y destina las subvenciones a través del Comité Español de la UNRWA (organismo de Naciones Unidas para los refugiados palestinos), que coordina los fondos de diferentes países, corporaciones locales y socios particulares.

Desde 2016 hasta este año, el Cabildo de Gran Canaria ha aportado a los refugiados palestinos 2.440.000 euros, destinados a viviendas (reconstrucción y rehabilitación por daños de ataques militares), distribución de alimentos de emergencia (especialmente durante la pandemia de Covid-19), rehabilitación de instalaciones y atención sanitaria en centros de salud y hospitales, material sanitario, apoyo a la educación, reconstrucción de Archivo Histórico de los Refugiados Palestinos (varias fases) y mejoras de infraestructuras (desalinizadoras, principalmente).

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios