Centro comercial Plaza, uno de los complejos obsoletos que podrían beneficiarse del PMM. / JUAN CARLOS ALONSO

San Bartolomé pedirá al Gobierno cofinanciar el PMM de la zona turística

Alejandro Marichal, de CC, critica al Ayuntamiento por no haber dado respuesta a la propuesta de Gesplan para cofinanciar el plan

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO San Bartolomé de Tirajana

El Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana anunció este jueves que propondrá al Gobierno de Canarias cofinanciar un nuevo Plan de Modernización, Mejora e Incremento de la Competitividad (PMM) de Maspalomas. El primero, que databa de 2012, fue tumbado por varias sentencias en 2016 y este segundo empezó a gestarse en 2020, en la etapa en que el ahora edil de CC en la oposición, Alejandro Marichal, estaba al frente de Urbanismo.

Su sucesor en el cargo, el concejal y portavoz de NC, Samuel Henríquez, que cogió las riendas de Urbanismo a partir de noviembre de 2021, hizo este anuncio tras conocer que Marichal había criticado al gobierno local actual de San Bartolomé por no haber mostrado interés en impulsar un PMM que CC entiende vital para la mejora de la zona turística en tres frentes.

Un primero sería la renovación en sí de la planta alojativa, otro sería la de las actividades turísticas complementarias, especialmente los centros comerciales obsoletos de Playa del Inglés, y el tercero tendría que ver con la mejora urbana del espacio público de los dos principales núcleos turísticos del municipio.

Henríquez no solo niega esa dejadez y ese desinterés, sino que informa de que tiene solicitada una reunión con el director general de Ordenación del Territorio y Aguas del Gobierno de Canarias, Víctor Navarro, para formalizarle esta propuesta de cofinanciación.

«San Bartolomé está decidido a liderar esta iniciativa»

«Aunque es verdad que es el Gobierno de Canarias el que por ley ha de tramitar esta figura de planeamiento, el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana está decidido a liderar y abanderar esta iniciativa», sostiene el edil, que también cree en las potencialidades de este instrumento para poner al día la cara decadente del sur.

El Ejecutivo regional, a través de la empresa pública Gesplan, ya le había planteado a San Bartolomé un presupuesto y una propuesta de cofinanciación para ese nuevo PMM. Iba a costar un millón de euros, del que el Gobierno canario asumiría casi 800.000 euros y el Ayuntamiento, unos 200.000.

Explica Marichal que dado que en su etapa no disponía apenas de presupuesto en su departamento, se reunió con el sector empresarial y este aceptó asumir el coste total de la redacción del plan. «Pero el Gobierno se negó», se queja el portavoz de CC, que no comparte el no del Ejecutivo a una fórmula que permitía ahorrar gastos a las administraciones municipal y autonómica, «y más en un contexto de crisis económica» tras los estragos por la pandemia.

Marichal que fue NC quien ayudó a tumbar el PMM de 2012

Se pregunta Henríquez que si tanto era el interés de Marichal por sacar adelante este PMM, «por qué no gestionó los fondos públicos para impulsarlo en su etapa», pero el edil de CC le responde que ni él ni la alcaldesa, Conchi Narváez, a los que acusa de haber estado permanentemente boicoteando su trabajo, le habrían aceptado liberar el dinero para el gasto.

Enterado de la firme apuesta de Henríquez por el PMM de Maspalomas, Marichal celebra el cambio de opinión de NC. «Y es que fue el anterior portavoz de su partido uno de los que tumbó en los tribunales el PMM de 2012».