La edil de Hacienda, Inés Rodríguez, durante su intervención en el pleno. / FRANCISCO ROMERO

San Bartolomé aprueba el «presupuesto más social», con un 144% de incremento

La oposición vota en contra de las cuentas de 2022. PP-AV las ve «agotadas», mientras que CC las califica de «auténtico despropósito»

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO San Bartolomé de Tirajana

El Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana aprobó este lunes inicialmente «el presupuesto más social de su historia», con un 144% de incremento en el gasto del área de Servicios Sociales respecto al anterior, al de 2019. Así lo sostuvieron tanto la edil de Hacienda, Inés Rodríguez (Cs), como el de Urbanismo y Deportes, Samuel Henríquez (NC), en el pleno extraordinario en el que se dio el primer visto bueno a las que son las segundas cuentas del mandato. Salieron adelante con el voto favorable de los partidos en el gobierno local (PSOE, NC, Cs y una edil ex de CC), que contabilizaron 13 síes, y el rechazo de los 9 ediles de la oposición que estaban presentes en la sesión, 7 de PP-AV y 2 de CC.

Rodríguez, que subrayó que el Ayuntamiento afronta 2022 sin deuda financiera, recalcó varias veces la trascendencia de estos presupuestos en la medida en que, según insistió, «es el más ambicioso de la historia de San Bartolomé», con 91,3 millones de euros de presupuesto municipal, tanto en ingresos como en gastos, que pasan a ser 92,9 millones de presupuesto consolidado, si se le suman las cuentas de las entidades dependientes, como Emursa, la Radio Municipal o el Consorcio turístico. El primero aumenta en 16,2 millones respecto al municipal de 2019 (21,5% más), y el segundo, en 15,7 millones. «Marcarán un hito y servirán de base para el futuro de San Bartolomé», dijo.

TAMBIÉN EN EL PLENO

  • CC advierte de un delito Marichal denunció que en las cuentas se presupuesta un complemento específico para altos funcionarios que ya ha sido declarado nulo por los juzgados. No lo citó expresamente, pero dejó entrever al gobierno que podría incurrir en una supuesta prevaricación.

  • Cambios en subvenciones Como tercer punto del día se aprobó por unanimidad modificar el plan estratégico 2021-2023. Entre las nuevas partidas, 766.000 euros para ayudas de emergencia social o 60.000 para becas a estudios universitarios

Este carácter expansivo de las cuentas es posible gracias a que el Gobierno central ha eximido a las entidades locales de la obligatoriedad del cumplimiento del techo de gasto de cara a 2022, pese a lo cual en el primer punto del pleno se aprobó que ese tope en San Bartolomé estaría en 86,7 millones de euros.

Como responsable del área, Inés Rodríguez detalló su propuesta de presupuestos por capítulos, tanto de ingresos como de gastos, y puso el acento en algunas partidas, como los 300.000 euros previstos para un nuevo contrato de grúas o 400.000 para la redacción de proyectos de Urbanismo. También destacó el incremento en la partida para la recogida de residuos sólidos, que pasa de 9 a 10 millones de euros; la de alumbrado público, que sube en 325.000 euros; la del servicio de hamacas, 700.000 euros más; la del servicio de ayuda a domicilio, que pasa de 478.000 euros de 2019 a 1,17 millones en 2022, o la del centro de alzhéimer, que crece un 128%, de 194.000 euros a 444.000. Igualmente aumentará el gasto en Sanidad, un 120% más, en Educación, más del doble, y en Turismo, que de contar con 342.000 euros en 2019 ahora dispondrá de 737.000.

Samuel Henríquez hizo si cabe más hincapié en la apuesta social del presupuesto, que ve aumentar su gasto social de 999.000 euros a 2,266 millones y que, por ejemplo, hará posible atender a 100 usuarios más en el servicio de ayuda a domicilio. También incidió en que fortalecerá los servicios públicos al incluir las partidas necesarias para actualizar varios contratos vencidos, como el de hamacas y sombrillas, para el que se destinarán 2,7 millones de euros y cuyos pliegos, aclaró, están a punto de licitación, el de limpieza de edificios públicos, con 3 millones, o el de limpieza viaria, con 4,6 millones.

Antonio Pérez, del PSOE, destacó el carácter «progresista» de estas cuentas, que refuerzan la ejecución de inversiones, la apuesta por una vertebración igualitaria de la ciudadanía y la modernización de una administración digital y sostenible. La alcaldesa, Conchi Narváez, también del PSOE, subrayó que es un presupuesto de todos, para todos y con todos», y que es «fruto del trabajo en equipo y del diálogo».

Desde la oposición, sin embargo, la portavoz de AV-PP, Elena Álamo, les reprochó que se miraran tanto el ombligo cuando llevan dos años sin aprobar unas cuentas y les echó en cara que en la liquidación del presupuesto de 2021, de los 26,5 millones para inversiones, «solo se hayan gastado 5,1». También les afeó que de los 119 millones del presupuesto final de 2021, contabilizadas las distintas modificaciones de crédito del ejercicio, solo hayan ejecutado 78 millones, por lo que el remanente para 2022 asciende a 40 millones. Le pareció un «derroche» que se destinen 43 millones a gastos en bienes y servicios o los 600.000 euros para publicidad, y les criticó que no hayan aprovechado para bajar impuestos. «El presupuesto nace agotado», aseveró.

Por su parte, Alejandro Marichal, de CC, calificó estas cuentas de «auténtico despropósito», «antisociales» y «fácilmente impugnables» por ciertas irregularidades y errores de cálculo, sobre todo en el capítulo 1, en el de Personal. De entrada, puso sobre la mesa que este presupuesto incurre en un «incumplimiento flagrante» en las retribuciones de la plantilla, pues superan el incremento del 2% que quedó fijado para este año por el Gobierno central. Pero además, advirtió de que incluyen «subidas salariales presuntamente delictivas», como la de un complemento específico para el secretario, el tesorero, el comisario de la Policía Local y la interventora que ya fue declarado nulo en sentencia firme. Y también se quejó del incremento en el coste del mercado municipal, que empezó por 3,2 millones y ya va por más de 5. «Esto empieza a oler muy raro».

Sobre esas supuestas irregularidades, la edil de Hacienda le invitó a hacer alegaciones. Si hay errores, se corregirán.