En el centro, la alcaldesa. A su izquierda, Tania Naya. / FRANCISCO ROMERO

Solo el concierto de Dani Martín en el 'congreso del lujo' costó 100.000 euros

La interventora Tania Naya calcula que en los actos complementarios se gastaron entre un 30 y un 40% de los 500.000 euros del presupuesto

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO Las Palmas de Gran Canaria

Tanto la alcaldesa de San Bartolomé de Tirajana Conchi Narváez como la interventora municipal Tania Naya apostaron este jueves por una segunda edición del controvertido I Congreso de Administración Local y Funcionarios con Habilitación Nacional, celebrado hace una semana en Playa del Inglés, pero ambas admitieron que reducirían al mínimo los gastos en los actos complementarios, como conciertos y cócteles. Naya calculó que en ellos se fue «entre un 30 y un 40%» de los 500.000 euros que costó el evento, de 4 días.

Sin ir más lejos, solo en el concierto de Dani Martín se pudieron haber gastado 100.000 euros, que, según Naya, es su caché. Fue la opción que les quedó tras consultar, entre otros, a Hombres G o La Oreja de Van Gogh.

Ambas hicieron estas declaraciones al término de una sesión plenaria que se presumía bronca por la polémica desatada por el coste del evento y sus gastos en actividades no formativas, pero en la que al final el congreso pasó casi de puntillas, con solo dos preguntas, una de CC y otra de AV-PP, y un discurso final de la alcaldesa.

SE RETRASAN LOS KIOSCOS

  • Recurso El adjudicatario que ofertó un canon de 810.000 euros al año y que debía abonarlo antes de abrir, ha planteado pagar primero solo dos meses.

  • 6 ya firmados El otro adjudicatario ya firmó. Abrirá tres kioscos-bar en El Inglés, uno en El Cochino y otro en Maspalomas.

  • uProtesta Dado el retraso, los trabajadores volvieron ayer a manifestarse.

Narváez volvió a justificar la brillantez de las ponencias, que colocaron a San Bartolomé como «referente» a nivel nacional, insistió en la legalidad y transparencia del procedimiento de contratación y recordó que los ponentes fueron de primer nivel y que no cobraron por venir, de ahí que se les sufragaran todos los gastos. Respecto a las actuaciones dijo «que fueron abiertas a todo el público y que nunca se pidió entrada a nadie».

Los trabajadores de los kioscos se volvieron a manifestar este jueves. / C7

Naya aclaró también que se recurrió al Consorcio de la TDT como órgano contratante porque es el único organismo en el que se sientan juntos los dos ayuntamientos que financiaron el congreso, San Bartolomé y Santa Lucía. «Un ayuntamiento no le puede dar una subvención a otro».

Además, explicó que aprovecharon este recurso para grabar todas las ponencias con la intención de que sean emitidas por Este Canal, el medio de difusión que gestiona este Consorcio. Igualmente puntualizó que este contrato lo podía firmar el presidente, que en estos momentos es Francisco García, alcalde de Santa Lucía, sin consultar al resto de los miembros del órgano, Ingenio, Agüimes y Telde. «Así y todo, se les informó previamente», apuntó Naya.

Tras la sesión, Alejandro Marichal, de CC, reprochó a la alcaldesa que un congreso que puede costar 80.000 euros costara 500.000, y en fiestas «para ciertos empleados públicos, porque es falso que estuviesen accesibles para todos los públicos». Se queja de que a día de hoy no se le haya facilitado el expediente.

Por su parte, Elena Álamo, de AV-PP, reconoció que desde el primer momento se echó «manos a la cabeza por ese despilfarro económico en fiestas, botellas de champán y actuaciones». E informó de que desde el primer momento presentaron un escrito en el Ayuntamiento en el que piden explicaciones detalladas de los gastos.

Contrastes que puso sobre la mesa el PSOE de Santa Lucía

En Santa Lucía, también en el pleno, llamó la atención que el edil del PSOE, Julio Ojeda, del mismo partido que Narváez, lanzó una batería de preguntas sobre el congreso al alcalde Francisco García. Lo calificó de «resacón de las Vegas» y comparó su elevado coste con las dificultades que atraviesan una larga lista de servicios en el municipio.

Ojeda, que dijo estar «estupefacto y enfadado», le reprochó al gobierno de Santa Lucía de Tirajana que «mientras ustedes disfrutaban de cócteles de bienvenida con servicios de primera calidad, los usuarios de vales de alimentos no pueden elegir lo que quieren comprar; mientras ustedes celebraban que la vida es un carnaval con todo lujo de detalles, nuestros grupos de carnaval ensayan en locales que se caen a cachos; y mientras ustedes disfrutaron de actuaciones de alta calidad, las comisiones de fiestas de nuestros barrios se baten el cobre para organizar sus actos«.

El portavoz socialista siguió con su lista de contrastes. «Mientras ustedes disfrutaron las viandas servidas en mantelería, cubertería y menaje de lujo, a nuestros mayores les dan churros con chocolate; mientras ustedes se refugiaban del sereno bajo una carpa transparente con vistas a las Dunas, nuestros vecinos esperaron meses para que les instalaran una en las interminables colas a las puertas de las oficinas municipales; y mientras ustedes utilizan medio millón de euros del Consorcio de la TDT, los trabajadores de los medios de comunicación cuentan con medios escasos«.

«¿No se les cae la cara de vergüenza? A su improvisación y falta de proyecto, ahora debemos añadir su temeridad«, concluyó. »De verdad, suponen un verdadero peligro y una amenaza para el prestigio y la credibilidad de Santa Lucía de Tirajana«.