Teodoro Sosa, Antonio Morales y Sithapa Savané, de izquierda a derecha, en la presentación del evento. / C7

Antonelli, Rosell, Morales y Savané dialogan en 'Cocinando Democracia'

El Mercado Central acoge el evento este viernes. Los chefs Marcos Tavío y Richard Díaz elaborarán dos platos mientras conversan

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

Cocinando Democracia es el nombre del singular debate político que el Cabildo de Gran Canaria, a través de la Dirección de Participación Ciudadana, celebrará este próximo viernes 2 de diciembre, a las 09.30 horas, en el Mercado Central de la capital.

En el ambiente distendido de las cocinas, cuatro rostros populares ejercerán de pinches-contertulios junto a dos conocidos chefs de Canarias, mientras abordan temas como desafección política, autoritarismo, acceso de la ciudadanía a la información y decisiones públicas o la incidencia real de la política en la solución los problemas cotidianos de la gente.

Esta actividad forma parte de la sexta edición de la Conferencia Anual de Democracia y Ciudadanía y en su presentación el presidente del Cabildo, Antonio Morales, señaló que «la democracia requiere de buenos chefs que sepan cocinarla a fuego lento. Con el populismo, la desafección y la cronificación de la pobreza, el plato resultante cada vez agrada a menos gente», sentenció.

Sitapha Savané, presidente del Club Baloncesto Gran Canaria y uno de los contertulios, señaló que «la política es una herramienta para la solución de los problemas y para la participación. Cuando jugaba me decían mucho lo de que no mezclara política y deporte, pero siempre dije que antes de ser deportista soy ciudadano», argumentó.

Cuatro contertulios

Junto a los chefs Marcos Tavío y Richard Díaz Aguilar, en el evento conversarán Carla Antonelli, activista y primera mujer trans en ser diputada en el Estado español, Vicky Rosell, magistrada y delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Antonio Morales y Sitapha Savané.

Cada chef preparará dos platos mientras conversa, en turnos de media hora por cada plato, con un pinche-contertulio.