Tindaya en primer término, con el Teide al fondo. / Diego SÁnchez Rodriguez

Tindaya se alinea con el Teide

El 3 de enero, el atardecer dejó ver la montaña más alta de España desde Fuerteventura

Catalina García
CATALINA GARCÍA Puerto del Rosario

Dos montañas cruzaron sus miradas durante el atardecer del pasado 3 de enero: Tindaya se alineó en el horizonte con el Teide. Diego Sánchez Rodriguez captó el diálogo de ambas entre las nubes y la distancia, de un lado la montaña sagrada de Fuerteventura y del otro el pico más alto de España.

La alineación se repite en varios atardeceres, aunque a principios de este nuevo año 2022 se vio de forma nítida. El Teide, de hecho, saluda al caer al sol desde varios puntos de la costa de barlovento de Fuerteventura e incluso desde el interior, como por ejemplo desde la Montaña Quemada que tanto emocionó al escritor Miguel de Unamuno durante su confinamiento en 1924.

Espectacula imagen desde Tindaya con el Teide al fondo. / Diego sánchez Rodríguez

La montaña Tindaya, en el municipio de La Oliva, es grande, pero no por su altitud (apenas 400 metros) sino por su patrimonio arqueológico envuelto en traquita: más de 200 grabados rupestres en forma de pies que son impronta de los habitantes prehispánicos, los majos, y que la han convertido en sagrada. Ese 3 de enero, los 3.718 metros de El Teide saludan desde su pátina de Patrimonio de la Humanidad desde 2007, Parque Nacional desde 1954 y cuatro millones de visitantes al año (2018).