El alcalde Juan Jiménez, antes del inicio del pleno extraordinario que acabó con que la oposición se abstuvo en la votación de su propia propuesta. / Javier Melián / acfi Press

La solicitud de renuncia al acta de Herrera Martel se queda sin valedores

El informe del secretario municipal aclaró que la reprobación a un edil no es competencia plenaria y que se podría incurrir en ilegalidad, por lo que la oposición se abstuvo en la votación, salvo Manuel Travieso. El debate plenario se caracterizó por el cruce de acusaciones

Catalina García
CATALINA GARCÍA Puerto del Rosario

A la luz del informe del secretario municipal que apuntó que la votación podría incurrir en una ilegalidad porque la reprobación a un edil no es competencia plenaria, en el Ayuntamiento de Puerto del Roario no salió adelante este viernes la propuesta de solicitud de que José Juan Herrera Martel renunciara al acta por su condena de acoso sexual.

Tras casi dos horas de tenso debate plenario trufado de reproches, entre ellos «alcalde nocturno» a Juan Jiménez, y dudas legales, sólo Manuel Travieso votó a favor de pedir al edil condenado que dejara el acta. El resto de la oposición, esto es los ocho concejales de CC y PP, más la edil de AMF, optó por abstenerse ante un anunciado voto contrario a derecho. Los nueve ediles del grupo de gobierno no apoyaron la propuesta.

La tension y el cruce de acusaciones elevaron la temperatura del debate plenario pedido por la oposición. / Javier Melián / Acfi Press

La oposición al completo del Ayuntamiento de Puerto del Rosario pidió el pasado 14 de julio este pleno extraordinario para solicitar al edil condenado por acoso sexual que renunciara al acta y abandonara la Corporación. Coalición Canaria (CC) y Partido Popular (PP), más María de los Ángeles Marichal (AMF), Águeda Montelongo (Gana Fuerteventura y que no asistió al pleno extraordinario de este viernes) y Manuel Travieso, consideraban que la retirada de las competencias de Obras Públicas y Comercio por parte del alcalde Juan Jiménez resultaba «insuficiente» y que, por lo tanto, «toda» la Corporación debía solicitar la renuncia al acta del condenado por acoso sexual en primera instancia.

La magistrada Alicia María Buendía, titular del Juzgado de lo Penal número 2 de Arrecife con sede en Puerto del Rosario, condenó el 14 de junio a una pena de cuatro meses de prisión por acoso sexual a Herrera Martel contra una extrabajadora municipal. El alcalde tardó 24 horas en retirarle sus competencias de Obras y Comercio, pese a que CC y PP lo solicitaron el misma día del fallo que el condenado ha recurrido.